LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Con microorganismos, colombiana Servifran disminuye efectos por derrames de crudo

  • El negocio de Servifran es la biorremediación, proceso que a través del uso de microorganismos, los suelos y ríos contaminados retornan a su estado natural.
  • Servifran tiene dos productos principales, Ecomaxbact, para el tratamiento biológico de suelos contaminados y Fenobiol, para tratamiento biológico de aguas.
  • Para continuar su crecimiento, la empresa necesita una inversión de 700 millones de pesos, a cambio del 10% de la participación accionaria.

Por Álvaro Lesmes

Bogotá 29 de oct (Colombia-inn) – Solo en 2016 las tuberías que transportan petróleo en el país han sufrido 34 voladuras por parte de los grupos armados ilegales, y en la última década, según los registros del Ministerio de Defensa, los ataques a oleoductos totalizan 897, provocando que miles de litros de crudo vayan a ríos y quebradas, así como a suelos que dejan de ser fértiles.

A esos derrames se suman otros provocados por accidentes de los camiones en que se transporta el petróleo, así como los ocasionados por quienes instalan válvulas ilegales en la red de oleoductos para contrabandear el crudo.

La dramática situación ambiental impulsó a la empresa santandereana Servifran, a crear un producto basado en microorganismos que, a grandes rasgos, lo que hace es comerse el crudo derramado. Si bien este proceso también se realiza naturalmente, la limpieza de un río o un suelo al ritmo natural tardaría años, mientras que con Servifrán puede durar entre 3 y 6 meses.

“Nosotros producimos y comercializamos bacterias degradadoras de alta capacidad metabólica para la remoción de contaminantes, pero nuestro valor agregado va mucho más allá, y es que brindamos acompañamiento para la aplicación. Ese el gran punto diferenciador que tenemos frente a otros productos del mercado que llegan de afuera”, explicó a Colombia-inn a la bacterióloga Luddy Patricia Nieto.

Nieto, en compañía del ingeniero civil Julián Díaz y del ingeniero químico, Joel Millán, vienen trabajando desde 1997 en este emprendimiento.

“Entre los tres sumamos más de 55 años de experiencia en la industria petrolera y ambiental con fuerte formación y experiencia en bioprocesos, en escalado de procesos, biotecnología, biorremediación, gerencia de proyectos, operación de plantas, y entre los tres sumamos más de 130 años de edad”, destacó la bacterióloga, tras anotar que “eso es importante que lo tengan presente, porque eso significa que no hay edad para emprender”.

Una empresa pujante en busca de socios para ampliar su capacidad

Gracias a la experiencia de los socios y de la empresa, a finales de 2015 Ecopetrol le entregó a Servifran, bajo la figura de licenciamiento, dos tecnologías: Ecomaxbact, para el tratamiento biológico de suelos contaminados, y Fenobiol, para tratamiento biológico de aguas contaminadas, las cuales vienen produciendo desde junio de 2016 en una planta biotecnológica montada con recursos propios en Girón, Santander.

“Con la capacidad que tenemos en nuestra planta podemos cubrir el 0,2% del mercado de la biorremediación petrolera en el país, pero queremos llegar a más, por lo menos al 1%”, explicó Nieto.

Sin embargo, advirtió, “estamos al borde de nuestra capacidad, necesitamos una inversión de 700 millones de pesos para compra de equipos y maquinaria que nos permita llegar a ese 1% y aumentar nuestras ventas”.

En retribución, sostuvo Nieto, los socios entregarían a un posible inversionista un porcentaje de participación del 10% de la empresa.

Y es que en ese campo hay mucho por hacer y el espectro es cada día más amplio, ya que aunque la contaminación por petróleo es una de las más visibles e impactantes, no es la única.

Existen otros eventos que perjudican el ambiente, provenientes de industrias como la química y la agrícola. Sumados todos se llega a la alarmante cifra de 700 millones de litros de contaminantes derramados en aguas y suelos. Argumento válido para que Servifran pretenda incrementar sus actividades a lo largo y ancho del país.