LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Con FarmApp, agricultores colombianos monitorean desde su celular los cultivos

La aplicación permite, además, mejorar los procesos de fumigación, e identificar los efectos del clima en los cultivos.

  • Más de 45 fincas y empresas, principalmente del sector floricultor en Colombia, Ecuador y Kenia, cuentan con FarmApp, aplicación que gracias a herramientas tecnológicas georreferenciadas y satelitales permite al agricultor monitorear su cultivo desde el celular y otros dispositivos.

 

BOGOTÁ, 30 sep (Colombia-inn) – Un emprendimiento tecnológico que favorece la productividad y la rentabilidad de los agricultores, mitigando los riesgos en los cultivos es, desde hace tres años, la sensación en los campos colombianos, gracias al aporte creativo de los ingenieros Luis Eduardo Ortiz y Carlos Horacio González.

Se trata de FarmApp, una plataforma digital que permite controlar las plagas y mejorar la productividad del suelo por medio de herramientas tecnológicas georreferenciadas y satelitales que le dan al agricultor la capacidad de monitorear su cultivo desde el celular y otros dispositivos.

La aplicación permite, además, mejorar los procesos de fumigación e identificar los efectos del clima en los cultivos. Por ello, en el poco tiempo que lleva funcionando, ya mejoró las prácticas agrícolas -desde la etapa de germinación hasta la poscosecha-, de más de 45 fincas y empresas del sector floricultor, no solo de Colombia, sino también de Ecuador y Kenia.

“Mi pasión siempre ha sido trabajar en la tecnificación del campo y llevo más de 15 años en este proceso que hoy me da grandes satisfacciones”, señaló el ingeniero mecánico, Luis Eduardo Ortiz, en entrevista con Colombia-inn.

Alternativa para el desarrollo agrícola

La idea, que siempre rondó por la cabeza de Ortiz, se consolidó con el viaje de su amigo e ingeniero electrónico, Carlos Horacio González a Australia, quien partió a trabajar en el escenario tecnológico. En alguna ocasión, durante una conversación telefónica, decidieron lanzarse al ruedo y unir sus conocimientos para crear una App en beneficio de la tecnificación del campo.

“Carlos me manifestó su interés en desarrollar una aplicación para mejor las condiciones del agro, así que trabajamos en la idea y a los ochos días ya teníamos un prototipo que probamos en fincas de Colombia y que, poco a poco, se ha ido mejorando”, recordó Ortiz.

De acuerdo con el emprendedor, los momentos difíciles no han faltado debido, especialmente, a que la tecnología, segundo a segundo, está evolucionando, así que los desarrolladores siempre tienen que ir un paso adelante.

Tal vez uno de los grandes retos, como lo manifiesta el profesional, fue hacer el estudio de mercado, que les mostró que sí iban por el camino indicado y no solo para dar a conocer su propuesta en Colombia, sino también en el exterior, obligándolos a pensar que su idea de negocio tenía que trascender fronteras muy rápidamente.

En 2014 este par de amantes de la tecnología dieron a conocer su aplicación en el Colombia Startup & Investor Summit, y su empresa fue seleccionada por su innovación y proyección, para luego también conseguir el apoyo de la aceleradora de startups, Wayra.

A partir de ahí, establecieron un equipo de trabajo que perfeccionó la plataforma digital, y en 2016, participaron en el Startup de Chile, donde, igualmente, fueron seleccionados como una de las mejores propuestas.

Y aunque su tecnología fue de gran utilidad en cultivos de uva y aguacate en ese país, decidieron retornar a Colombia para fortalecer la solución y luego expandirse a otras regiones.

“Hoy nuestro mercado está en el sector de flores y hortalizas. Además, tenemos una gran apuesta con el cultivo de aguacate. Hemos logrado un gran monitoreo de las siembras por medio de nuestra plataforma y sus diversas aplicaciones, las cuales permiten aumentar la productividad; la efectividad y ahorro en el uso de pesticidas, facilitando, además, la obtención de reportes en línea sobre el clima y las plagas que afectan los cultivos en tiempo real, una experiencia muy innovadora para los agricultores”, agregó Ortiz.

Al ritmo del avance tecnológico

Ya con una sede en Australia, en donde abren mercado, los emprendedores siguen realizando esfuerzos para ampliar su presencia en el país, una labor que se ha concentrado, principalmente, en los departamentos de Antioquia, Cundinamarca y Boyacá.

Entre sus metas a corto plazo está fortalecer las operaciones en Colombia, en donde la meta no solo es aportar al desarrollo de las grandes empresas del agro.

“Queremos darle la mano al pequeño agricultor para que juntos podamos crecer, ese es el siguiente paso que queremos dar. Adaptar también estas herramientas para ellos, lo cual les generaría un ahorro significativo y una mejora sustancial en el manejo de sus cultivos, por ejemplo, en el uso de los agroquímicos”, explicó Ortiz.

Como lo sostiene este emprendedor, para que una idea evolucione hay que tener como límite el mundo y pese a las dificultades, hay que creer en lo que se hace para no desfallecer.

“En desarrollos tecnológicos, Colombia no está muy atrás de lo que alcanzan los países industrializados. Lo que se produce aquí puede competir con otros desarrollos de distintos lugares del mundo”, concluyó el profesional.