LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Colombiano creador del marcapasos avanza en nuevo diseño con nanotecnología

Bogotá, 11 sep (Colombia.inn).- El científico colombiano Jorge Reynolds, que en 1958 creó el primer marcapasos de corazón, avanza en un nuevo diseño apoyado en nanotecnología que reduciría de 12.000 a 1.500 dólares el costo del equipo y convertiría en ambulatoria la intervención quirúrgica para su implantación.

En una entrevista con Colombia.inn, agencia operada por Efe, Reynolds confirmó que su investigación se encuentra en “la etapa experimental”.

“Tenemos un marcapaso (…) que es aproximadamente la cuarta parte de un grano de arroz en tamaño (…), ya no funciona con baterías sino con la misma contracción del corazón”, resaltó el investigador, cuyo inventó revolucionó la medicina y ha beneficiado a alrededor de 78 millones de personas.

Esta innovación médica está muy lejos del aparato que comenzó a idear en 1957 junto al médico Alberto Vejarano Laverde, basado en tubos al vacío, a partir de la electrónica de aquella época.

Era “un aparato grande, pesaba 50 kilos, funcionaba con la batería de un automóvil”, recordó Reynolds, quien relató que con la aparición, en 1959, de los transistores fue posible fabricar “aparatos mucho más pequeños, mucho más confiables” que dieron paso a la “masificación con calidad de un sistema”.

Para este ingeniero electrónico que estudió en el Trinity College, en Cambridge (Reino Unido), con seis doctorados honoris causa en su haber, el marcapasos surgió de la necesidad de atender las arritmias de corazón, órgano que Reynolds define como “perfecto” aunque “sigue siendo la mayor causa de muertes en el mundo”.

Desde entonces, los marcapasos han sido elaborados por distintos fabricantes hasta llegar a tener el grosor de tres monedas medianas apiladas.

El nuevo modelo en el que trabaja Reynolds, basado en la nanotecnología, campo de la ciencia que permite manipular las estructuras moleculares y los átomos para crear materiales, sistemas y aparatos muy pequeños o “nanos”, estará conectado con el teléfono móvil del médico para alertar sobre posibles fallas en su sistema.

“En caso de un mal funcionamiento, el médico recibe la alarma que puede corregir desde su teléfono celular, cambiar los parámetros de funcionamiento del marcapasos”, resaltó el científico, vinculado a la Fundación Clínica Shaio de Bogotá, adonde comenzó a trabajar tras su regreso al país luego de graduarse como ingeniero y estudiar en la Universidad Nacional de Colombia el funcionamiento del corazón.

Otra novedad, según Reynolds, será la forma de implantación en el paciente: “Es una cirugía aproximadamente de unos 10 a 15 minutos, poco traumática, además hay la gran ventaja de que es ambulatoria, el paciente se va para su casa”, sostuvo.

De igual forma, con la nueva tecnología, se podrá reducir el costo de estos equipos, que ya no necesitarán baterías y tendrán una vida útil de alrededor de 50 años.

“Un marcapaso vale hoy día alrededor de 12.000 dólares, este nuevo marcapasos parece que va a costar entre unos 1.000 a 1.500 dólares”, lo que significa una reducción enorme del precio, añadió Reynolds.

La tecnología le ha abierto posibilidades infinitas a este visionario colombiano, que además de investigaciones espaciales y con ballenas sobre el corazón ahora busca aprovechar las múltiples ventajas que ofrecen los teléfonos móviles.

“El teléfono celular lo podemos convertir hoy día en una instrumento médico múltiple para hacer análisis de diferentes enfermedades, únicamente es crear sensores, crear el software para que tengamos la información que necesitamos, eso estamos comenzando a trabajar”, apuntó.

A sus 78 años y la experiencia de una larga vida dedicada a la investigación, Reynolds lamentó que los jóvenes científicos colombianos tengan que irse a otros países porque en el suyo no hay oportunidades para la investigación.

“En Colombia tenemos la parte más importante, el ser humano, el científico, lo que falta son medios para poder desarrollarse”, reclamó el inventor del primer marcapaso y uno de los colombianos más reconocidos en el mundo. COLOMBIA.INN