LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Colombia tiene el mayor centro de entrenamiento en seguridad industrial de A.Latina

Simulacro de eliminación de incendios en el centro de seguridad industrial de la consultora colombiana SACS Group del municipio de Santa Rosa. COLOMBIA.INN/RICARDO MALDONADO ROZO

Santa Rosa (Colombia), 6 nov (Colombia.inn).- Colombia alberga el mayor centro de seguridad industrial de América Latina, que proyecta convertir al país en un referente internacional en entrenamientos para enfrentar emergencias en plataformas marítimas petroleras.

Este centro, que empezó a construirse hace año y medio en el municipio caribeño de Santa Rosa, a veinte minutos de Cartagena, abrió sus puertas a finales de octubre pasado como parte de un proyecto de la consultora colombiana SACS Group.

La obra requirió una inversión en su primera fase de 6.000 millones de pesos (2,9 millones de dólares) e incluye simuladores para incendios en plantas de procesos, en aeronaves y rescate.

“Este campo tiene el primer simulador de incendios en plataforma petrolera (también conocido como costa afuera u offshore) de Latinoamérica”, dijo a Colombia.inn, agencia operada por Efe, el gerente general de la compañía, Mario Gamboa.

El directivo explicó que en las siete hectáreas del campo de Santa Rosa, una de ellas construida, le apuestan a captar el mercado de plataformas marítimas petroleras de México y el sur de Estados Unidos, donde la demanda es amplia y no hay servicios en español para capacitaciones.

“En Colombia los servicios de seguridad industrial son muy incipientes, tenemos muy buenos profesionales y esto es una oportunidad para poder exportar servicios”, afirmó.

Para ello construyeron una estructura única en el mundo en la que es posible realizar simulacros de incendios en taladros, tener salas de máquina y equipos acuáticos para atender en promedio a 200 personas al mes.

El lugar es amigable con el medioambiente, pues los incendios son producidos con gas, que no tiene un impacto fuerte en las emisiones de CO2.

Adicionalmente, según Gamboa, la estructura permite recuperar el agua, que es tratada y reutilizada, lo que representa un ahorro del 20 % en el costo de un curso, que oscila entre los 170 y los 900 dólares por persona dependiendo del nivel de complejidad del entrenamiento.

Los 15 instructores que trabajan en el lugar son de Venezuela, Puerto Rico, Estados Unidos y Colombia, y algunos hicieron parte del grupo de brigadistas que atendió los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y el terremoto de Haití en 2010.

“Los mejores bomberos no son los que apagan incendios, sino los que los previenen”, sostuvo el director técnico del campo, Javier Rivero Vicuña, quien indicó que esta instalación es la más avanzada de la región y solo es superada por la de la Universidad de Texas, en Estados Unidos.

En la segunda fase, prevista para terminar en junio de 2015 y con un costo de 4.000 millones de pesos (1,9 millones de dólares), SACS Group hará énfasis en rescates acuáticos, supervivencia en agua y escape de helicópteros sumergidos, agregó el directivo.

Para 2017, con una inversión de 1.000 millones de pesos (unos 484.000 dólares), realizarán capacitaciones en explosiones de minas y socavones, un mercado con alta demanda en Colombia por la relevancia que el Gobierno le ha dado a la minería.

La consultora ha capacitado más de 10.000 personas en los dos últimos años en un campo situado en la ciudad de Neiva (centro) y que se especializa en trabajo seguro en alturas y espacios confinados.

SACS Group fue formada hace 14 años por un grupo de ingenieros en Neiva con un capital de 50 millones de pesos (24.000 dólares) y ahora factura 12.000 millones anuales (5,8 millones de dólares).

Los fundadores de la compañía vieron una oportunidad de negocio cuando empezó a desarrollarse la actividad petrolera en el país, específicamente en la prevención y control de incendios que se presentan a diario en los campos de producción de hidrocarburos.

Dentro de su portafolio también se incluyen servicios de salud ocupacional, consultoría en riesgos laborales y control de emergencias en los campos para sectores portuarios, construcción, mineros y servicios.

“Los centros de entrenamiento corresponden al 20 % de nuestra facturación (…) Para 2015 esperamos una facturación adicional de 3.500 millones de pesos (1,6 millones de dólares) con el centro de Cartagena”, concluyó Gamboa. COLOMBIA.INN