LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Colombia, tercer destino latinoamericano para startups Fintech

Foto descargada de Flickr.

  • Primera edición del Finnovista Fintech Radar Foreign Startups señala que México, Brasil y Colombia son los destinos más atractivos para las fintech de Europa y Estados Unidos.
  • Además, destaca que el país también es el tercer receptor de startups fintech de la región.

BOGOTÁ, 4 mar (Colombia-inn) – Colombia es el tercer destino latinoamericano más atractivo para las startups Fintech de Europa y Estados Unidos, de acuerdo con la primera edición del Finnovista Fintech Radar Foreign Startups en Latinoamérica, que destacó a México y Brasil, como los países que encabezan el listado de la región.

El informe, preparado por Finnovista, organización de impacto que potencia los ecosistemas Fintech en América Latina y España, precisa que los cinco países donde hay una mayor operación de startups Fintech extranjeras son los siguientes:

México, con un 74% de las startups identificadas en el mayor mercado Fintech de la región; Brasil, donde se sitúa un 46% de las startups; Colombia, destino del 35%; Perú, con un 33%; en tanto que un 27% de las Fintech extranjeras ofrece sus servicios en Argentina.

El reporte agrega que los países con una presencia media de startups Fintech extranjeras son: Chile, donde ofrece servicio el 22% de las startups identificadas; Ecuador, con un 15%; Guatemala, destino del 14% de las startups; Uruguay, Costa Rica y República Dominicana, cada uno destino del 12% de las startups y Panamá, con un 11% de las startups.

“En esta primera versión del Fintech Radar Foreign Startups in Latam se han identificado un total de 86 startups Fintech extranjeras que ofrecen sus servicios en América Latina. El 65% de ellas procede de Europa, principalmente del Reino Unido (38%), España (31%) y Alemania (9%); en tanto que el 31% del total procede de Estados Unidos y Canadá, principalmente de California (30%) y Florida (19%); mientras que tan solo el 4% de las 86 startups identificadas proceden de Asia, concretamente de Singapur y Filipinas”, explica el informe.

Igualmente, el documento anota que “los mercados principales en cuanto a número de startups Fintech latinas son: México (238 startups), Brasil (219), Colombia (124), Chile (75), Argentina (60), Perú (47) y Ecuador (31).

Y asegura que “al observar los países en los que están prestando servicio las empresas Fintech extranjeras, podemos comprobar que los principales destinos de estas compañías coinciden en su mayoría con los principales mercados Fintech de la región en cuanto a volumen de startups latinoamericanas”.

Sin embargo, resalta que “Chile, el cuarto mercado con mayor número de startups Fintech latinoamericanas, no se encuentra entre los cinco mercados más atractivos para compañías extranjeras, mientras que Perú, el sexto mercado Fintech latinoamericano, se posiciona como el cuarto mercado más atractivo para startups Fintech extranjeras”.

Más adelante se refiere a la existencia de países en la región latinoamericana “que cuentan con una presencia inferior al 10% de compañías Fintech extranjeras: Venezuela, Bolivia, Guyana, Surinam, Haití, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Belice, Barbados y Jamaica”.

Segmentos en los que operan las fintech

En otro aparte, el informe se refiere al tipo de operación que realizan las empresas fintech que se ubican en el mercado latinoamericano, y señala que los cuatro segmentos principales de las startups extranjeras identificadas, son los siguientes:

  • Pagos y Remesas, abarcando un 35% de las startups identificadas.
  • Tecnologías Empresariales para Instituciones Financieras (ETFI), con un 16 % de las startups.
  • Préstamos, también con un 16% de las startups Fintech.
  • Puntaje, Identidad y Fraude, suponiendo un 12% de las startups extranjeras.

“Los restantes seis segmentos Fintech, anota, quedan todos por debajo del 10% de las startups identificadas en el análisis”.

El documento hace énfasis en que el mercado latinoamericano supone un gran potencial para las startups Fintech, ya sean latinoamericanas o de otras regiones que busquen internacionalización.

Y precisa que, “concretamente, y como ya hemos remarcado en anteriores investigaciones, en América Latina se dan dos factores que otorgan al sector Fintech un gran potencial: la alta tasa de desbancarización, así como la alta penetración tecnológica”.

Según datos del Banco Mundial, prosigue el informe, “se estima que 2 mil millones de adultos, es decir, un 42% de la población adulta global, está excluida del sistema financiero formal”.

Y anota que: “En América Latina el 49% de la población adulta no tiene acceso a una cuenta bancaria, una cifra muy superior a la media del 6% en los países de renta alta de la OCDE. Frente a estas estadísticas, los servicios Fintech se posicionan como el principal motor de inclusión financiera, dada su capacidad de optimizar costes y mejorar la oferta de productos y servicios, así como una gran oportunidad de mercado, al llegar a una parte de la población que anteriormente era inaccesible por los servicios financieros tradicionales”.

En ese sentido expresa: “América Latina representa una gran oportunidad para empresas Fintech de todo el mundo que quieran atacar este mercado gracias al uso masivo de tecnologías móviles”.

Sobre el informe, el Managing Partner de Finnovista, Fermín Bueno, destacó: “Desde Finnovista estamos convencidos del potencial que presenta el ecosistema Fintech latinoamericano tanto para startups de la región como para compañías extranjeras, particularmente aquellas que cuentan con similitudes culturales que puedan tener una mayor facilidad en la llegada y adaptación de sus productos y servicios en los nuevos mercados, como es el caso de España”.

Y concluyó: “2017 fue el año en que vimos crecer de manera masiva el número de startups Fintech latinoamericanas, y será emocionante observar la evolución del mercado extranjero y la entrada de nuevos competidores que fomenten y aceleren los procesos de innovación con el objetivo de transformar la industria financiera y crear un mundo más inclusivo”. (COP)