LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Colombia entra a mercado de textiles orgánicos con colección única para bebés

Una mujer trabaja en la marca colombiana de ropa "Friendly", de la compañía Grupo Proaltex S.A.S, en Bogotá (Colombia). Fotografía: Leonardo Muñoz

Bogotá, 18 mar (Colombia.inn).- La marca colombiana de ropa “Friendly” presentó una colección de prendas para bebés elaboradas en algodón orgánico, una iniciativa que introduce a este país con gran trayectoria textil en un mercado internacional en expansión.

El grupo textil Proaltex S.A.S, el único en Colombia certificado para fabricar vestuario en algodón orgánico, recibió el año pasado el aval Global Organic Textile Standard (GOTS), máximo sello de calidad para indumentaria en la que no se emplean químicos.

Con esta iniciativa, la empresa, que tiene su sede en Bogotá, busca afianzar su presencia a nivel nacional para luego explorar el mercado internacional de ropa amigable con el medio ambiente.

El primer paso, explicó a Colombia.inn, agencia operada por Efe, su gerente general, Miller Muñoz, “es llegar a ciudades como Cali y Medellín, donde existe conciencia sobre el uso de materiales que no contaminan” para después avanzar hacia Barranquilla y Cartagena.

Con la marca “Friendly” Proaltex busca incursionar en el segmento de los ajuares para los más pequeños que le significó a Colombia exportaciones en el 2012 por 10,2 millones de dólares.

“El enfoque inicialmente será Alemania y Suiza porque tienen consumos responsables y saben de productos orgánicos” y después “Estados Unidos y Canadá, por sus compras masivas y por tratarse indudablemente de un mercado enorme”, indicó el empresario.

La colección de “Friendly” está conformada por 25 piezas para niños y niñas de cero a 36 meses, entre las que figuran chaquetas, blusas y camisetas, y cuyos precios oscilan entre los 10 y 35 dólares.

Este desarrollo ha sido posible gracias al apoyo del programa gubernamental iNNpulsa Mipyme, que contribuye al crecimiento de las empresas.

Proaltex llevó a cabo un proceso de seis meses para la obtención de tintes naturales en el que, apuntó Muñoz, “probamos 16 materias primas y finalmente nos quedamos con estevia, cúrcuma y achiote, por estar libres de químicos”.

Solo por el desarrollo de esa iniciativa la empresa facturó en 2013 un total de 130.000 dólares y el objetivo para este año, precisó el gerente, es “vender 250 mil dólares”.

Para alcanzar esa cifra Miller y su madre, Ruby Bustos, quien puso en marcha la empresa hace doce años con tan solo dos máquinas de coser, saben que lo fundamental es que se fomente el hábito de consumir productos que no sean nocivos para el medio ambiente ni para la salud humana.

Se trata, a juicio del directivo de Proaltex, “de una iniciativa innovadora que pretende darle una alternativa a los productores textiles colombianos para que entren a segmentos hasta hoy desconocidos, impulsando así el suministro de fibra e hilos ecológicos”.

Según un estudio de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), los 450 fabricantes de textiles y 10.000 de confecciones de Colombia generan aproximadamente 130.000 empleos directos y 750 mil indirectos.

Sin embargo, hasta ahora no se había hecho una incursión en el mercado ecológico: “estamos empezando a conocer los trajes sin procesos tóxicos en su fabricación frente a otros países de América Latina, como Perú, que llevan la delantera en los cultivos de algodón orgánico”, remarcó Muñoz.

El empresario explicó que por ahora importan “telas crudas peruanas e indias” y harán lo propio con tejidos de Alemania y Turquía porque, manifestó, “los sembrados de este tipo en Colombia son incipientes”.

Lo ideal, argumentó, “sería que los cultivadores colombianos se volcaran a esta gran oportunidad que abren los orgánicos, que toman cada vez más fuerza en el mundo”.

Ello, a su juicio, creará empleo y aumentará la oferta de textiles y confecciones hechas en Colombia. COLOMBIA.INN

[Not a valid template]