LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Colombia comercializará huevo en lonchas, un producto único en el mundo

Puerto Tejada (Colombia), 29 jul (Colombia.inn).- Los avicultores del Cauca, en el suroeste de Colombia, ultiman detalles para comercializar en los próximos meses huevo en lonchas, un alimento natural único en el mundo y con alto valor nutritivo, que nace como producto para el consumo interno y la exportación.

Las “ovitas”, como han sido bautizadas las tajadas de huevo que se asemejan en su presentación al queso para sandwich, han sido desarrolladas por los investigadores de Ovopacific, una empresa constituida por ocho importantes granjas avícolas del Cauca.

“Es un producto fácil de consumir, bajo en grasas y saborizado”, explicó a Colombia.inn el gerente de Ovopacific, Diego Gerardo Ospina, al afirmar que “tiene condiciones nutricionales superiores al jamón o al queso”.

Ospina aseguró que “no hay alimento en el mundo como este” y adelanta que se podrá adquirir, en su primera etapa, en tiendas y supermercados colombianos a un precio similar al jamón premium, aunque definitivamente será “un producto de exportación”.

Ovopacific nació en 2012 con muchos retos, entre ellos la creación de las “ovitas”, y en su corta vida ya ha logrado que la caducidad de los productos perecederos derivados del huevo pase desde los 15 o 20 días hasta 45 días gracias a un innovador proceso de ultrapasteurización.

Otro hito es haber organizado a los productores de la región para el transporte y la importación conjunta del alimento de las aves, así como ver crecer de forma considerable la producción de huevo líquido.

“Veníamos de un promedio de 60 toneladas mes, equivalente más o menos al 4% sobre la demanda nacional. Hoy día estamos vendiendo 150 toneladas, eso significa más del doble, hasta el 10 o 12% de la producción nacional”, dijo Ospina sobre ese producto de valor agregado para la elaboración de salsas y mayonesas.

Como resultado, Ovopacific ya tiene clientes en Bogotá, Medellín y en toda la región del suroeste colombiano.

La planta, que procesa a diario 150.000 huevos de gallina, está en el municipio de Puerto Tejada (suroeste), donde ingenieros y biólogos se han apropiado de una base tecnológica pionera en Colombia.

El lugar está rodeado de plantaciones de caña de azúcar y se asemeja a un centro de investigación. Allí los trabajadores y escasos visitantes a los que se les da acceso están obligados a pasar por un estricto control de higiene y desinfección para después vestirse con prendas especiales, botas aislantes y tapabocas.

En su interior, con maquinaria importada, está la zona de procesamiento, centros de acopio y un laboratorio donde una microbióloga realiza cultivos o siembras para determinar que la materia prima, es decir, el huevo, no contenga un solo microbio nocivo para la salud.

Al frente de las ocho granjas que conforman Ovopacific hay “empresarios muy pujantes que siempre han buscado la innovación, hacer algo nuevo, diferenciador, y encontraron que hacerlo de forma independiente era complicado; así surgió la idea de unirse”, relató Ospina, un visionario, de 42 años y originario de Buga, que cumplió su sueño plasmado a inicios de la década pasada en su tesis universitaria.

Esas ocho granjas producen 4,5 millones de huevos diarios, lo que significa el 70% de la producción de los departamentos del Cauca y Valle.

Uno de los socios de Ovopacific es el gerente general de AgroCol, Juan Pablo Vélez, cuyos galpones albergan un millón de aves en el vecino municipio de Villa Rica, donde se producen unos 600.000 huevos cada día o aproximadamente 18 millones al mes.

En granjas como esta, también altamente tecnificadas y con exhaustivos controles fitosanitarios que comienzan con una obligatoria ducha de agua fría con jabón y champú, nace la cadena productiva que desemboca en Ovopacific.

Vélez reconoció en diálogo con Colombia.inn que los beneficios son “inmensos” por el solo hecho de lograr que productores que son competidores en el mercado tengan la madurez suficiente de saber que aunque sean competidores son “socios y aliados”, y que ninguno es “suficientemente importante para atender retos de forma individual”.

Vélez es un convencido de que “el producto en su estado primario es un ‘commodity’ que no permite evolucionar positivamente en el mercado”.

El propósito es apuntar “a productos de valor agregado, productos de consumo masivo, que van al canal” de venta al detal, ya que de otra manera se quedarían “en niveles intermedios de la comercialización”.

Los derivados del huevo que produce Ovopacific son “de alto valor nutricional, supremamente sanos, productos orientados a niños y adultos, con alto valor proteínico, con bajo nivel de grasas”, insistió.

“Las lonchitas nos han permitido incursionar en alternativas de comidas fáciles, que nos está pidiendo el consumidor, pero por ser fáciles no significa que sean comida chatarra o de mala calidad”, advirtió Vélez sobre el producto estrella de Ovopacific que está a punto de salir al mercado. COLOMBIA.INN

[Not a valid template]