LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Clínica del Caribe, a la vanguardia mundial en tratamiento de cataratas

Momento de una de las cirugías de cataratas realizadas en la Clínica Oftalmológica del Caribe, en Barranquilla. Fotografía: Leonardo Muñoz

Barranquilla (Colombia), 25 mar (Colombia.inn).- La colombiana Clínica Oftalmológica del Caribe, que practica hasta 12.000 cirugías al año, es un referente mundial en el tratamiento de cataratas y otras enfermedades oculares gracias a las investigaciones que le han permitido el desarrollo de un innovador bisturí ultrasónico.

Esta clínica, con tres sedes en el Caribe colombiano, tiene más de 200 empleados, 25 especialistas, atiende entre 25.000 y 30.000 pacientes al mes y factura 14.000 millones de pesos (unos 7 millones de dólares) al año.

Fundada hace más de 30 años en Barranquilla por el oftalmólogo Luis Escaf, esta institución cuenta entre sus principales avances con el llamado Ultrachopper, un bisturí que corta o divide la catarata antes de extraerla.

Escaf vendió en el 2007 la patente del bisturí a Alcon, una división especializada en el cuidado de la vista del laboratorio Novartis, que acapara el 80 % del mercado de la cura de cataratas en el mundo.

El Ultrachopper “fue patentado en Estados Unidos, Japón, los países europeos, en China”, aclaró a Colombia.inn, agencia operada por Efe, Escaf, una de las voces más reputadas de la oftalmología mundial.

Este instrumento, comercializado desde finales del año pasado, surgió de la observación, agregó Escaf, quien indicó que funciona como “un cuchillo eléctrico cuando corta pizzas” u otros alimentos.

Llevado al ojo humano, el bisturí permite segmentar el cristalino que debido a la enfermedad se ha vuelto opaco, lo que facilita que sea retirado y que en su lugar se implante un lente al paciente durante una cirugía conocida como facoemulsión, que empezó a practicarse en los años 90 del siglo pasado.

“Diseñamos la punta y la conectamos a una pieza de mano que genera ultrasonido. Estas piezas de mano ya están fabricadas, nosotros lo que hicimos fue crear la punta que no tenía la pieza de mano”, explicó Escaf sobre esta innovación en un producto ya existente.

Indicó que Alcor adquirió la patente por unos 600.000 dólares y se encargó de perfeccionar el instrumento para comercializarlo, y así fue aprobada su eficacia por las autoridades sanitarias de Estados Unidos y Europa.

Según Escaf, en el mundo se realizan anualmente alrededor de 30 millones de operaciones de cataratas, enfermedad ocular que padece el “80 % de las personas mayores de 65 años” y es globalmente “la primera causa de ceguera reversible”.

“Es la cirugía que más se hace en el mundo y es que a todos nos va a dar cataratas”, insistió el oftalmólogo, al aclarar que esta dolencia puede tener causas congénitas o estar asociada a otros problemas de salud.

El novedoso bisturí y la implementación de estrictos protocolos en las intervenciones quirúrgicas son la causa del éxito de la Clínica Oftalmológica del Caribe, que ha dado muestras de mayor productividad y reducción de los costos.

A ello se suma su incesante labor de investigación en busca de nuevos productos, mejorar prácticas y detectar enfermedades.

“Tenemos quirófanos muy bien diseñados, con unos procesos muy bien estipulados, podemos hacer de 30 a 40 cirugías de cataratas en un día, cuando usualmente en unos quirófanos normales se hacen de cinco a 10 máximo”, remarcó Escaf, al mostrar a Colombia.inn las instalaciones donde hay camillas móviles y otros desarrollos que han permitido reducir “el tiempo de la cirugía en más de 50 %”.

Esta institución médica no cesa en la búsqueda de nuevos procesos y en perfeccionar su labor, y en estos momentos trabaja, según Escaf, junto a la barranquillera Universidad del Norte y el Laboratorio Procaps en una investigación sobre un parásito que afecta el ojo y de la cual esperan generar nuevos fármacos.

También están concentrados en la creación de una bomba para inyectar una solución al ojo durante la operación de cataratas y que ayudaría a prevenir posibles lesiones en su estructura.

Otro proyecto es la instalación de un laboratorio de superficie ocular al que ha destinado una inversión de 300 millones de pesos (150.462 dólares) y que tiene el apoyo de iNNpulsa, la unidad del Gobierno que apoya el emprendimiento de alto impacto.

Además de contar con banco de córneas y facilitar la elaboración de sueros, este laboratorio les permitiría desarrollar lágrimas naturales a partir del ADN del paciente. COLOMBIA.INN

[Not a valid template]