LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Cine para todos, la gran apuesta de Cámara Oscura

  • Cámara Oscura es una idea de negocio que forma parte de la industria cultural, sector que, según el Dane, representa más del 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.
  • Entre 2013 y 2016 el Festival Internacional de Cine de Barranquilla, liderado por Cámara Oscura, recibió a más de 35.241 asistentes y proyectó alrededor de 464 horas de cine.
  • Cámara Oscura fue elegida entre los 21 agentes culturales del departamento del Atlántico que tuvieron la oportunidad de participar en el Micsur, el Mercado de Industrias Culturales más importante de Suramérica.

Por María Angélica Huérfano B.

Puerto Colombia, 9 dic (Colombia-inn) – Son las tres de la tarde en Puerto Colombia, población ubicada al noroccidente del departamento del Atlántico, y a unos 17,3 kilómetros de Barranquilla, la capital. Como de costumbre, a esta hora el sol es inclemente, tanto para locales como para visitantes, ya que la temperatura puede bordear los 38 grados centígrados.

En medio del ´sofoco´ tradicional, el día parecería normal para los pobladores de este municipio. Sin embargo, a pocos kilómetros se acerca lo que algunos han descrito como “la ventana de luz que es capaz de transportar a otros mundos” y que, definitivamente, hará que la tarde no sea como las demás.

Se trata de la Cinevan, un vehículo cargado de soportes, cables, telas y demás recursos tecnológicos necesarios para proyectar películas al aire libre. Una especie de cine móvil que busca llevar lo mejor del séptimo arte a comunidades y barrios vulnerables de diferentes regiones de Colombia, que no tienen fácil acceso a este tipo de actividades culturales y de esparcimiento.

Aunque el proyecto se concentra, especialmente, en llevar cine a los barrios y poblaciones periféricas del Atlántico, la Cinevan ha logrado llegar a comunidades de Santander, La Guajira y Magdalena, entre otras.

La Cinevan es una de las iniciativas que desarrolla la Fundación Cámara Oscura, un proyecto de emprendimiento que nació en 2006 y que busca, a través de diferentes actividades artísticas, incentivar las capacidades creativas de estas poblaciones y promover el intercambio cultural.

Por esta razón, además del proyecto de la Cinevan, la Fundación realiza talleres de fotografía, cine, música, animación y cuento, actividades que, aunque inicialmente estaban dirigidas a la población infantil, ahora congregan, también, a adultos y a personas de la tercera edad.

Giuliano Cavalli y Jorge Mario Suárez Iguarán, dos jóvenes costeños apasionados por el cine, son los cerebros de este emprendimiento. Aunque cada uno trabajaba de manera independiente, un día y haciendo caso a la filosofía popular que señala que “dos cabezas piensan más que una”, decidieron unir sus talentos para darle vida a este proyecto.

Se trata de una idea de negocio en el marco de lo que se conoce como la economía naranja o industria cultural, sector que según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), representa más del 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Talleres, capacitación y otras actividades

Además de los talleres de formación audiovisual y la exhibición de películas en espacios públicos y privados, la Fundación también realiza capacitaciones de apropiación en herramientas TIC, propuestas de etnoeducación, conformación de colectivos de comunicación, alquiler de salas de cine y curaduría de exposiciones artísticas.

“Para la Fundación lo más importante es establecer un lazo directo con las comunidades que visita. En el caso de la Cinevan, desde el inicio del proyecto hemos llevado películas, crispetas y alegría a más de 15.000 niños de barrios en distintas zonas del Atlántico, Santander, La Guajira y Magdalena”, recuerda Jorge Suárez en entrevista con Colombia-inn.

De manera paralela a estas iniciativas, Cámara Oscura es la gestora de la productora de cine Murillo Films, creada en 2011 con el objetivo, de acuerdo con sus fundadores, de fortalecer la cultura y la identidad del país, por medio de cintas que cuenten y logren exaltar historias que reflejen estos sentimientos.

Murillo Films cuenta con dos áreas: Murillo Crea (creación de contenidos audiovisuales, como escritura de guiones y libretos, asesoría de contenidos y social media) y Murillo Post (servicios de postproducción como edición, montaje, DCP, subtitulado, 3d, efectos digitales, entre otros).

El título de uno de sus cortometrajes más destacados es “Gonawindúa”, una historia de ciencia ficción realizada con la comunidad indígena Kogui, asentada en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Con actores naturales y en su dialecto original, “Gonawindúa” cuenta cómo sería este territorio en el año 2088 si el mundo, en general, no protege y vela por la preservación de esta comunidad y los recursos que allí se dan. “El gran mensaje del corto es que si un día la Sierra Nevada muere, todos moriremos con ella”, asegura Suárez.

La cinta ha recibido, entre otros, el “Premio del Público” en el Festival de Cine de Barichara, Festiver 2012; también se llevó el galardón en la categoría “Mejor Cortometraje de Cine al Mar”, en Santa Marta, y en el Festival de Cine de Santander obtuvo el reconocimiento al “Mejor Cortometraje Nacional”, entre otros.

Igualmente fue seleccionada en la muestra que se presentó en el primer Festival de Cine Latinoamericano Independiente de Bahía Blanca, Brasil.

Festival de Cine de Barranquilla

Como estos artistas y su equipo de trabajo no descansan, en el 2013 lograron materializar una idea que les venía rondando la cabeza desde hace mucho tiempo, crear el primer festival de cine de la ciudad.

Así nació el Festival Internacional de Cine de Barranquilla con el propósito de acercar a los habitantes de la ciudad y el departamento a películas que no tienen la posibilidad de llegar a las salas comerciales de cine, con énfasis en producciones latinoamericanas y del Caribe.

Durante estos cuatro años, el Festival ha permitido posicionar a la ciudad en el mapa de la cinematografía mundial. En la actualidad es uno de los certámenes de este tipo más importantes de Latinoamérica.

Entre 2013 y 2016 el Festival recibió 35.241 asistentes, proyectó más de 464 horas de cine, recibió a 88 jurados y conferencistas nacionales, y a 42 internacionales, además de realizar 58 actividades académicas, entre otras acciones.

Actualmente se prepara la quinta versión del Festival que se llevará a cabo en marzo de 2017. Para esa época Giuliano y Jorge Mario también tienen planeado inaugurar su primera sala de cine, ubicada en las mismas instalaciones de la Fundación Cámara Oscura, en Barranquilla. La idea es incentivar el cine al barrio, una tradición que se fue perdiendo con los años.

Y, por si fuera poco, dentro de sus tantas unidades de negocio, estos dos empresarios trabajan en el proyecto Online Colombia TV, una página en Internet que exhibe y genera contenido audiovisual, tanto privado como institucional.

Todas estas iniciativas permitieron que el proyecto Cámara Oscura fuera elegido entre los 21 agentes culturales del departamento del Atlántico que tuvieron la oportunidad de participar en el Micsur, el Mercado de Industrias Culturales más importante de Suramérica, al cual asisten compradores de distintas partes del mundo y que se llevó a cabo entre 17 y el  20 de octubre pasado en Bogotá.

Micsur es una importante plataforma de promoción y circulación cultural y creativa que le permite a sus participantes acceder a una amplia agenda académica, hacer presencia en los showcases de música y artes escénicas, participar en los cafés sectoriales (espacios de networking) y en la Feria que promociona los diferentes emprendimientos culturales y sociales invitados.