LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Cine para la paz en Ciudad Bolívar

  • La comunidad misma diseñó y construyó una sala de cine con capacidad para 80 personas.
  • El ministerio de Cultura y varios gobiernos extranjeros apoyaron la obra.

Por Jaime Rivera García

Bogotá, 23 de dic. (Colombia-Inn). La comunidad de Ciudad Bolívar cuenta desde hace dos meses con una sala de cine gestionada y construida por los mismos habitantes de este sector del sur-occidente de Bogotá, en un esfuerzo por llevar a esa zona un espacio de esparcimiento, distracción y cultura.

La líder comunitaria, escritora y productora audiovisual, Luz Marina Ramírez, explicó que para la construcción de la sala habían contado con el apoyo de los gobiernos de Gran Bretaña, Estados Unidos y España, a través de varias fundaciones. El gobierno alemán, por su parte, donó un proyector de 35 milímetros.

La sala de cine tiene capacidad para 80 personas cómodamente ubicadas, y para otras 100 “un poco apretadas”, que se pueden ubicar en dos pisos construidos con materiales en policarbonato y estructura antisísmica en guadua. Las sillas son de lona playera y en cada una caben tres personas.

Sin embargo, aún faltan algunos detalles del cerramiento, así como obtener algunos equipos complementarios de proyección, como video beams de alta resolución. La sala se llama Potocine y está ubicada en el barrio Potosí.

2-cine-paz

Ramírez hace parte de la organización ‘Festival Ojo al Sancocho’, de cine alternativo y comunitario, que reúne cada año una interesante muestra de obras de América Latina, Asia y África.

“Antes de tener esta sala, una familia para ver una película tenía que ir hasta el Centro Comercial Plaza Mayor, con todos los costos que esto acarrea. Actualmente se programan funciones cada ocho días, los sábados y domingos”, explicó Luz Marina.

Varias compañías distribuidoras de cine comercial han ofrecido a los organizadores de la sala películas para que se presenten a la comunidad. Las funciones no tienen costo para los espectadores.

La sala de dos pisos se construyó en una parte del terreno del colegio Instituto Cerros del Sur. La arquitecta de la firma Arquitectura Expandida, Ana López, dijo que “la elección del lugar, el diseño de la sala y el proceso de construcción se llevaron a cabo mediante el diálogo, la participación y la autogestión”.

Luz Marina Ramírez afirmó que con este tipo de obras comunitarias “cortamos la violencia y empezamos a construir la paz”.

La idea es programar una función vespertina todos los días cuando se terminen los cerramientos y se completen los equipos necesarios.

El proyecto contó con el respaldo del ministerio de Cultura y la Cinemateca Distrital, entre otras muchas entidades nacionales e internacionales.

1-cine-paz