LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Chile apunta a convertirse en el “Silicon Valley” de Suramérica

"Start-Up Chile" es una iniciativa pionera en América Latina de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), la agencia que mediante el apoyo al emprendimiento y la innovación busca fortalecer la productividad en ese país. Fotografía cedida por "Start-Up Chile".

Bogotá, 5 mar (Colombia.inn).- Chile, una de las economías más dinámicas y de mayor crecimiento de Latinoamérica, se perfila como el “Silicon Valley” de la región con el programa “Start-Up”, que desde 2010 ha apoyado a 850 empresas jóvenes de más de 65 países.

“Start-Up Chile” es una iniciativa pionera en América Latina de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), la agencia que mediante el apoyo al emprendimiento y la innovación busca fortalecer la productividad en ese país.

La pujante economía del cono sur puso formalmente en marcha este programa a inicios de 2011, con la meta de atraer a emprendedores de todo el mundo, que, a su vez, ayudaran a generar un cambio cultural en un país tradicionalmente emprendedor, pero que aspira a insertar a sus empresarios en la dinámica de los negocios globales.

“Estamos tratando de construir un ecosistema sano de emprendimiento y estamos convencidos de que para eso lo más importante es generar este cambio cultural”, dijo a Colombia.inn, agencia operada por Efe, su director ejecutivo, Horacio Melo.

Aseguró que su meta es que “haya más emprendedores de potencial global” en Chile y crear un entorno que reúna a “inversionistas ángel”, universidades “investigando sobre el tema, apoyando a sus alumnos, (y) grandes empresas más cerca del emprendimiento, como pasa en Silicon Valley o en otros lugares”.

Los “inversionistas ángel” son individuos, en muchos casos emprendedores que han logrado con éxito posicionar su negocio, dispuestos a invertir en empresas jóvenes a la espera de un retorno mayor al de las inversiones tradicionales, y quienes normalmente terminan siendo parte de los proyectos.

“Start-Up Chile” funciona como un acelerador de empresas jóvenes a las que concede 40.000 dólares sin la obligación de una retribución, estadía en Chile durante seis meses y conexiones con diversos sectores con la condición de que difundan su experiencia y se sumen al mensaje a favor del emprendimiento de alto potencial.

Los beneficiados también deben compartir sus conocimientos y contactos con los emprendedores locales con los que se relacionen durante su estancia en ese país.

“Cada emprendedor de ‘Start-Up Chile’ durante los seis meses tiene que hacer actividades que promuevan el emprendimiento en Chile desde mentoría a un emprendedor local, organizar una ‘hackathon’ (encuentro de programadores), hablar en una universidad, hacer talleres de emprendimiento”, detalló Melo.

Este objetivo obedece a la idea que tuvo el fundador de esta iniciativa, Nicolás Shea, un reconocido emprendedor chileno que a su paso por la Universidad de Stanford (EE.UU.) vio la oportunidad de atraer hacia su país visionarios de todo el mundo con potentes ideas de negocio que no son recibidas en naciones desarrolladas.

Así, en 2010 se puso en marcha un piloto de “Start-Up Chile” que salió al aire en 2011 y tres años después se ha constituido en un programa con tres convocatorias anuales y un promedio de 100 emprendedores seleccionados.

Las cifras hablan del éxito de esta iniciativa, que su director ejecutivo considera una “startup”, ya que, según sus palabras, “al principio no había ningún programa parecido en el mundo”.

De las 22 postulaciones provenientes de nueve países con las que arrancó en 2010, el programa pasó en 2013 a más de 10.000 solicitudes desde 112 países.

Además, “Start-Up Chile” ha apoyado ya a 1.567 emprendedores de 65 países, entre ellos Colombia.

Este martes el programa abrió las inscripciones para su décima generación, que estarán abiertas hasta el 25 de marzo y cuyos elegidos se darán a conocer el 30 de mayo. COLOMBIA.INN