LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Cerveza artesanal a la lata

Zurumba es la marca de la malta que produce la empresa de la familia Tovar Parra, elaborada con panela y que ha tenido acogida entre veganos y vegetarianos.

  • Enlatar la cerveza, producir 16 recetas, incluida una bebida sin alcohol y maltas de limón y frutos rojos, diferencia a la Industria Bogotana de Bebidas Artesanales PT Commerce and Trade SAS, de sus competidores.

 

Por Claudia Bedoya Madrid

BOGOTÁ, oct. 14 (Colombia-inn) – Para diferenciarse en el ya competido mercado de la producción y comercialización de cervezas artesanales, la familia Tovar Parra, fundadora de la Industria Bogotana de Bebidas Artesanales PT Commerce and Trade S.A.S, desarrolló una maquinaria para ofrecer sus productos enlatados.

El responsable de esta innovación es el joven diseñador industrial Raúl Nicasio Tovar Parra, quien desde pequeño tuvo la oportunidad de visitar las plantas de Bavaria donde su padre el ingeniero químico Raúl Heriberto Tovar Reyes, trabajó 23 años como maestro cervecero.

El diseñador industrial Raúl Nicasio Tovar Parra desarrolló una máquina para poder enlatar la cerveza artesanal, además de las etiquetas y las marcas que tienen en el mercado.

Para las cervecerías artesanales, enlatar no es fácil porque la tecnología es importada y las máquinas son costosas. Sin embargo, la necesidad despertó la creatividad de Raúl Nicasio para desarrollar una máquina que le permitiera hacerlo.

“Nosotros aquí en Colombia conseguimos la lata, el cuerpo de la lata y la tapa. (…) Son separadas. La máquina básicamente lo que hace es un doblez. Son dos rodillos que viene uno primero y hace un doblez y luego viene el otro y hace el remate. Estos dobleces son de tolerancias nanométricas”, dice, tras insistir en que ese es uno de los factores que los diferencia de los competidores porque no es lo mismo tapar una botella que sellar una lata.

Este desarrollo les ha permitido, además de producir cerveza y malta artesanal en lata, ofrecer asesorías y prestar el servicio de enlatado a otras empresas industriales más grandes porque tienen registro sanitario y están formalizados.

La tecnóloga química y de alimentos Elvia Lilia Parra Murillo, gerente y líder de este emprendimiento familiar reconoce que lo más difícil son los altos costos de los trámites porque ellos trabajan con recursos propios.

Para Elvia Lilia Parra, gerente de PT Commerce, otro de los elementos que los diferencia en el mercado y les da seguridad a los miembros de la familia y a la empresa, es la experiencia como maestro cervecero de su esposo Raúl, lo que les ha permitido ofrecer un portafolio que incluye 16 recetas de cerveza que van desde cero hasta 10 grados de alcohol.

“Nosotros como artesanales somos los únicos que tenemos cerveza sin alcohol y como comentaba mi papá, en el mercado de los vegetarianos y los veganos, ellos toman mucho estas bebidas sin alcohol”, dice Raúl Nicasio.

Conocimiento y experiencia

Respetar la tradición cervecera y arriesgarse a hacer innovaciones es lo que les ha dado la fuerza para mantenerse desde el 2014 como cervecería artesanal, que es un mundo muy amplio pues las hay con ají o con hierbas aromáticas, con chocolate, coco, mora o maracuyá.

Optaron por romper el paradigma de las cervezas rubia, roja y negra y eligieron una malta de origen vikingo para producir la cerveza de marca Ragnarôk y usaron la palabra Zurumba, que en el Huila significa agua de panela, para denominar la malta producida con sabor a limón o frutos rojos.

Como especialista en control de procesos, Raúl Heriberto pasó por las plantas de Bavaria en Boyacá, Huila, Valle, Cundinamarca y por la maltería de Ipiales. Por problemas de salud acordó con la empresa su retiro y junto con su esposa, tecnóloga química y de alimentos, comenzaron a concebir el proyecto.

Con la experiencia de 23 años como maestro cervecero de Bavaria e ingeniero químico Raúl Heriberto Tovar Reyes, fundó una cervecería artesanal familiar en Bogotá y ya tienen 16 recetas.

“Con mi hijo comenzamos a hacer cerveza en la casa: dos litros, cinco litros, 10 litros, luego nos dimos cuenta que, yo ya lo sabía, el mundo de la cerveza era muy amplio y comenzamos a trabajar por tipo de cerveza”.

Después hicieron una cata para 120 personas con gran variedad de cerveza y una segunda para analizar cuáles tendrían más aceptación en el mercado. “Nosotros producimos actualmente una cerveza negra que es la tipo Porter, en la cual tenemos dos versiones”, comenta el maestro cervecero.

Respecto a la producción de Zurumba, explica que combinan las propiedades de la Malta y otros cereales como la avena y el trigo, y no utilizan azúcar blanco para completar la formulación del refresco, sino panela colombiana.

“Se nos ocurrió hacer un refresco que, además de serlo, fuera un alimento y le diera energía a la gente y que tuviera arraigo con nosotros. La panela tiene mucho arraigo con nosotros. Es parte de nuestra historia, es parte de nuestra gente, es parte de lo que nosotros queríamos que hubiera en el mercado”, dice.

Producen unos 800 litros de malta y 300 litros de cerveza que comercializan en restaurantes y supermercados especializados como la Cocinita Verde, Gastronomy Market o The Monkey House.

Actualmente la familia Tovar Parra, con sus allegados, produce unos 800 litros de malta y 300 de cerveza que comercializan en supermercados y restaurantes especializados.

Para la esposa, madre, gerente, tecnóloga Elvia Lilia Parra Murillo, lo más difícil no es liderar el emprendimiento familiar, sino lidiar con la parte legislativa. “Nosotros sí quisiéramos entrar con nuestras maltas en grandes superficies (…) Somos una empresa con recursos propios y no ha sido fácil. No ha sido fácil”, se queja.