LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Casa Verde, emprendimiento que cultiva la ciudad

Este emprendimiento les permite a mujeres dedicadas al hogar, generar ingresos y contribuir con la economía familiar.

  • Casa verde hace parte del programa Mujeres Emprendedoras, liderado por Fontanar Centro Comercial, en alianza con Colombia Emprendedora (Junior Achievement Colombia).
  • En el primer semestre de 2017 esta emprendedora ha logrado ventas importantes, entre las cuales, las plantas aromáticas son las más solicitadas.

Por María Angélica Huérfano B.

CAJICÁ, Cundinamarca, 11 ago (Colombia-inn) – Cosechar verduras y hortalizas o plantas aromáticas en nuestra residencia, sin importar el tamaño del inmueble, es posible, saludable y rentable, como lo demuestra Casa Verde, un emprendimiento que, por medio de huertas caseras, lleva el sabor del campo a conjuntos residenciales y otros edificios de la ciudad.

El asunto, que desde hace algunos años gana terreno en el mundo, empezó a rondar en la cabeza de Diana Marcela Mira desde que era, prácticamente, adolescente, y aunque durante sus estudios como administradora de empresas intentó darle vida al proyecto, hubo quienes, una y otra vez, se opusieron a la iniciativa y la hicieron dudar.

Diana vive en Cajicá, Cundinamarca, una región en donde aún hay grandes cultivos en zonas verdes y las huertas siempre han estado relacionadas con estos terrenos, lo que la hacía pensar que el proyecto podría no funcionar.

Sin embargo, y con el carácter que identifica a los emprendedores, se arriesgó y presentó su proyecto al Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), pero fue rechazado porque no facturaba una importante suma de dinero.

Un altibajo que no fue suficiente para que Diana desistiera de su propósito, por el contrario, se convirtió, al igual que el apoyo de su familia, en un motor de perseverancia. “Mis padres son campesinos y a la tierra le debo mucho, con ellos aprendí a cultivar, conozco muy bien el trato que se le da a los frutos de la tierra”, señaló esta emprendedora en entrevista con Colombia-inn.

Hoy Diana, junto con su esposo, dos hermanas y una amiga, ha sacado adelante su proyecto empresarial, enfocado en el diseño y mantenimiento de huertas urbanas para espacios reducidos, principalmente en apartamentos, a lo que también se suma, como otra parte del negocio, la producción y venta de plantas ornamentales.

“Estamos en una época en donde el proceso de urbanización trae consigo nuevos modelos de trabajo agrícola y costo-efectivos. Las edificaciones crecen en ciudades y municipios y muchas personas quieren una alimentación saludable”, señaló Diana.

En la actualidad, las huertas caseras de plantas aromáticas son las que más le solicitan y las mujeres, sus principales clientas.

La innovación entre lo ya conocido

Casa Verde es un proyecto personalizado en donde cada huerta depende del cliente y se cultiva en una caja de madera reciclada, decorada con técnicas especiales, que varían según el estilo que prefiera cada persona.

La huerta puede ubicarse en cualquier espacio del hogar, de acuerdo con las necesidades del producto para que crezca de la mejor manera. Cada caja incluye seis aromáticas o verduras u hortalizas.

Los precios de cada huerta oscilan entre 70.000 y 80.000 pesos, pues son pequeñas, con medidas principalmente de 30 centímetros de largo, por 40 centímetros de ancho y 20 centímetros de profundidad.

Además, incluye la capacitación para su buen manejo y, como garantía, de ser necesario, se hace la resiembra.

“Recuerdo que hace ya algún tiempo y en los inicios de este proyecto, vendí tres huertas de lechuga, una no prosperó y me puso en aprietos con el cliente, momento que no lo vi de forma negativa, al contrario, fortaleció mi proyecto, y por ello desde entonces, como parte del mismo, garantizamos el crecimiento de las plantas y, de ser necesario, se hace la resiembra del producto sin ningún costo adicional”, añadió Diana.

Un sueño materializado

Sin embargo, Diana está segura después de tantos “no creo en tu idea”, de estar cesante y de buscar alternativas que ayudaran a minimizar gastos en su familia, su oportunidad y el impulso ‘vital’ para iniciar el proyecto, llegó de la mano de un aviso en diario local que la llevó a participar en el programa Mujeres Emprendedoras, iniciativa que de inmediato creyó en su idea.

El programa, liderado por Fontanar Centro Comercial, en alianza con Colombia Emprendedora (Junior Achievement Colombia) y el apoyo de las Secretarías de Integración Social de Chía y Cajicá, le permitió a ella y a otras 25 mujeres capacitarse en planes de negocios, usos de crédito, trabajo en equipo, comunicación efectiva, mercadeo y comercialización, entre otros temas que le han permitido consolidar su proyecto.

La capacitación se realizó entre abril y julio de este año, tiempo en el que Diana también empezó a materializar la comercialización de las huertas. “Hacer parte de este proceso fue un punto crucial para creer más en mí y en el alcance de este emprendimiento”, señaló.

En la actualidad, las huertas caseras de plantas aromáticas son las que más le solicitan y las mujeres, sus principales clientas. Además, ya inició la comercialización de sus huertas en establecimientos en donde elaboran alimentos saludables. “Los productos de la huerta se usan para batidos y otros platos y qué mejor que contar con los insumos en casa”, agregó.

Logros entre retos

Vender fue el mayor de los temores de Diana, sin embargo, después de la primera venta, comenzaron a llover los demás negocios. Adicionalmente, la comercialización de los productos fue uno de los temas que logró fortalecer con el programa. “Si algo fue clave durante estos meses de capacitación es que nos enseñó a creer en cada una, el reto está en atreverse”, dijo Diana.

Otro gran aporte de este emprendimiento es que les permite a mujeres como Diana, dedicadas al hogar, generar ingresos y contribuir con la economía familiar.

Y, finalmente, con dos hijos, uno de dos años y otro adolescente, qué mejor que trabajar desde el hogar, lo que para Diana ha sido muy significativo porque además de compartir gran tiempo con ellos, puede dedicarse a su negocio.

Actualmente Diana y su equipo de trabajo se preparan para la Feria de proyectos que se realizará el próximo 2 de septiembre en Fontanar Centro Comercial y, en el mediano plazo, tienen pensado enseñar el cultivo de huertas en colegios, para lo cual buscarán una alianza con la Alcaldía de Cajicá.

Además, la emprendedora proyecta que su negocio se amplíe a Bogotá y otros municipios aledaños al suyo, en tanto también ayude a generar empleo para madres cabeza de familia.