LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Cartagena fortalece su cultura emprendedora

Andrea Piña, jefe de proyectos de la Dirección de Competitividad Empresarial de la Cámara de Comercio de Cartagena

  • Desde 2009 la Cámara de Comercio y la Alcaldía de Cartagena promueven iniciativas para facilitar la superación de la pobreza, mediante centros de emprendimiento y empleo.
  • La Cámara creó una estrategia de microfranquicias que ha sido todo un éxito. En la actualidad están en operación 20 iniciativas de este tipo.
  • Con el apoyo de Telefónica se abrió un Open Future, una plataforma desarrollada por la compañía, específicamente dirigida a emprendimientos digitales.
  • En los sectores de agroindustria, alimentos, frutas y turismo, la mayor oferta de emprendimiento en Cartagena

Por María Angélica Huérfano B.

Cartagena, 8 dic (Colombia-inn) – Promover el emprendimiento e impulsar una cultura más abierta a los negocios emergentes, son tareas que, según Andrea Piña, jefe de proyectos de la Dirección de Competitividad Empresarial de la Cámara de Comercio de Cartagena (CCC), deben ser atendidas desde las diversas esferas de la sociedad.

Cartagena, por ejemplo, es una de las ciudades colombianas más atractivas para el turismo y por ello ha logrado un amplio desarrollo en la oferta de negocios relacionada con este aspecto. Sin embargo, con el ánimo de diversificar su propuesta productiva, la Cámara de Comercio de la ciudad está impulsando distintas iniciativas que permitan la instauración de nuevos negocios para robustecer la competitividad de esta ciudad del Caribe.

Andrea Piña le contó a Colombia-inn cuáles son esas iniciativas que se vienen desarrollando desde la Cámara de Comercio de Cartagena.

¿Cómo ha venido trabajando la CCC para impulsar el emprendimiento en la ciudad?

Desde 2009 firmamos un convenio con la Alcaldía de Cartagena para promover iniciativas que facilitaran la superación de la pobreza extrema en el marco de una política de producción inclusiva por medio de centros de emprendimiento y empleo.

Teniendo en cuenta ese objetivo, desarrollamos una metodología especializada con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) y creamos un portafolio de apoyo a emprendedores a través de formación, talleres y asesoría para la formulación de los planes de negocios.

En 2011 creamos un fondo de microcrédito para el emprendimiento, con dos líneas claras. La primera, para quienes apenas tienen la idea (con créditos a tasas preferenciales) y han participado en nuestros programas de formación y talleres, y la segunda, para quienes ya tenían una línea de negocio en funcionamiento, pero deseaban fortalecerla.

Adicionalmente, en el desarrollo de estos programas, creamos una estrategia de microfranquicias, también con el apoyo del Pnud. Identificamos modelos de negocios exitosos, como la peluquería de Mónica Cruz, y entre la población de emprendedores, seleccionamos a aquellos que ya tuvieran un proceso de formación con la CCC y los preparamos para que pudieran acceder a esta iniciativa.

Este modelo ha resultado muy exitoso y actualmente está en operación con 20 microfranquicias en toda Cartagena. Ahora estamos trabajando con otras empresas que quieren replicar la estrategia y fortalecer la economía de la región.

¿Cómo se trabajan los temas de innovación social desde la CCC?

Cartagena, como muchas ciudades, sufre de varias problemáticas y, para solucionarlas, estamos trabajando en innovación social. Se lanzó un desafío, una especie de convocatoria, y se hizo un acompañamiento especial.

De quienes se postularon seleccionamos a 30 emprendedores para que participen en un proceso de mentoría. Ocho de ellos recibirán formación para la estructuración de su modelo de negocios y en la fase final cuatro recibirán capital semilla para iniciar con su empresa.

¿Cuáles son las principales barreras para el emprendimiento en la ciudad?

La barrera más grande es la cultural, porque en nuestra sociedad se castiga el fracaso y eso frena el ánimo de emprendimiento en las personas. El emprendedor debe ser más persistente y por ello estamos fortaleciendo un componente psicológico para manejar mejor este tipo de situaciones.

Aunque hemos percibido algunos cambios, en la mayoría de la sociedad aún persiste la mentalidad de buscar empleo, más que de iniciar un emprendimiento.  Hace poco trabajamos en un programa de desvinculación asistida de una compañía que buscaba construir alternativas para la generación de ingresos del personal que se retiraba.
A esas personas se les ofrecían oportunidades en emprendimiento o empleabilidad. De 3.600 personas, el 85% optaba por buscar empleo y eran muy resistentes a verse como emprendedores.

Otra barrera es el acceso a financiación. En ocasiones los emprendedores tienen buenos planes de negocio pero no los pueden lanzar porque no tienen acceso a los recursos. Este año lanzamos la iniciativa ‘Ruta concurso’ en la que los emprendedores participaban por capital semilla no reembolsable y logramos una gran respuesta.

Otra debilidad está en el ecosistema de emprendimiento de nuestro territorio. Entre todas las organizaciones debemos articularnos para que los emprendedores de la ciudad encuentren un entorno favorable para sus propuestas.

¿Cuál es la proyección de la CCC en el mediano y largo plazo?

Estamos enfocados en promover el desarrollo social y apostar a soluciones innovadoras y sostenibles, trabajando en el emprendimiento de manera estratégica para cubrir la demanda que aún no se ha atendido. Los emprendimientos digitales, por ejemplo, representan una gran oportunidad.

Además, hemos identificado algunas tendencias respecto a las áreas que más emprendimientos están presentando. Hay una gran oferta en los temas agroindustriales, de alimentos, de pulpa de frutas y turismo, entre otros. El reto está en identificar esos emprendimientos diferenciados e innovadores, que ofrezcan un valor agregado para otras compañías y para la sociedad en general.

A partir de este año estamos trabajando con jóvenes interesados en emprendimiento estratégico y en las oportunidades que está abriendo el mundo digital. Con el apoyo de Telefónica abriremos un ‘Open Future’, una plataforma desarrollada por la compañía específicamente para emprendimientos digitales.

Adicionalmente tendremos un espacio de ‘coworking’ y una plataforma de innovación para promover estos nuevos negocios en la ciudad. Estamos buscando una empresa ancla en Cartagena que tenga una problemática digital, para lanzar un desafío, una convocatoria que rete a los emprendedores y aquellos que desarrollen las mejores estrategias podrán participar en nuestros procesos de aceleración de emprendimientos.
Este proyecto surge porque queremos acompañar los negocios que resulten útiles para las apuestas productivas de la ciudad, establecidas en el Plan Regional de Competitividad.

¿Qué consejos le daría a los nuevos emprendedores?

La persistencia es clave. Hay que seguir luchando porque los emprendedores que surgen y logran crecer son los que más buscan apoyo. Además, hay que perder el miedo de acercarse a las instituciones. En ocasiones las pequeñas empresas trabajan en solitario y no aprovechan la oferta de servicios que ofrecemos y que puede ser de gran utilidad.