LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Caribe colombiano asume como reto innovar y diversificar sectores productivos

El presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cartagena de Indias, José Alfonso Díaz Gutiérrez de Piñeres.

Cartagena (Colombia), 9 jun (Colombia.inn).- La región colombiana del Caribe se ha planteado el reto de construir compañías y entidades académicas a partir de un plan estratégico que busca promover la innovación empresarial y diversificar sus sectores productivos.

Cartagena, Barranquilla, Santa Marta y Riohacha son las ciudades que se han unido en este desafío y para eso se han aglutinado en la Alianza Regional para la innovación de la Región Caribe.

Esta alianza está también conformada por la Red de Cámaras de Comercio (Confecámaras), el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias) y el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).

“Estamos en un punto importante, un punto de inflexión, donde la región Caribe, que había trabajado desarticuladamente, ahora se está uniendo para lograr hacer un cambio”, dijo a Colombia.inn, agencia operada por Efe, el presidente de la Cámara de Comercio de Cartagena, José Alfonso Díaz Gutiérrez de Piñeres.

Se refirió así al programa que, bajo el liderazgo de Cartagena, se puso en marcha en 2013 y que desde este año forma a grupos provenientes de universidades y entidades privadas como “gestores” o consultores de innovación.

Esta iniciativa incluyó en marzo pasado a un grupo de empresas, 20 de ellas cartageneras, para acometer un plan de innovación que suponga mayores ingresos por nuevos productos o servicios, así como ahorro por concepto de procesos, resultados que esperan se vean reflejados en 2015.

“Estamos en un proceso donde tenemos que llegar a cambiar la filosofía y el concepto mental del tema de la innovación”, añadió el directivo, que acompañó este fin de semana un curso de formación de los gerentes de las compañías participantes en este programa.

El ejecutivo definió la innovación como “una adaptación al cambio” y consideró que “tiene que ser estructural”, es decir, que involucre desde “el presidente de la empresa hasta el último de los trabajadores”.

La selección de empresas incluye a sectores tan diversos como tecnología, funerario, compra-venta, servicios aduaneros, inmobiliarios, productores de harina, confecciones o hostelería.

Y ello responde, a juicio de Esther Álvarez, presidenta de la Fundación In-nova, que es parte del Grupo In-nova de España, y una de las encargadas del taller de formación de gerentes, a la lógica de que una idea innovadora no necesariamente debe ser tecnológica.

“La innovación es una cosa que combina una novedad, una idea, con ese cambio en la empresa, ya sea un cambio organizacional, de procesos, de productos, de servicios, de valor, de modelo de negocio y que genera una ganancia, una rentabilidad”, afirmó Álvarez.

Complementó que abarca “todo aquello nuevo, toda aquella idea que termine traduciéndose en una rentabilidad”.

Citó como ejemplo de modelo de innovación el caso de Starbucks, al matizar que más que un café ofrece espacio para hablar o sostener reuniones.

“Esa idea innovadora, que es sencilla, no tiene nada, absolutamente nada de tecnológico y, sin embargo, ha sido un modelo de referencia” en innovación, sostuvo Álvarez.

Por su parte, Fernando Ocampo, gerente de la empresa de almacenes de compra venta Pactemos, desvirtuó “la creencia de que las únicas que innovan son las empresas de tecnología o las grandes”.

“La innovación aplica a cualquier empresa, de cualquier sector”, agregó el empresario para indicar que como organización se están planteando estrategias para innovar en productos y procesos.

El gerente de la Funeraria Lorduy, Alberto Lorduy, aseguró a Colombia.inn que como una firma familiar con más de 100 años en el mercado este es un “gran paso que se está dando para el fortalecimiento comercial y competitivo de la región”. COLOMBIA.INN