LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

“Cambiamos la forma de hacer textiles en Colombia”: Ecohilandes

*Entre 2012 y 2016, Ecohilandes ha reutilizado, en su proceso industrial, más de 2 millones 409 mil botellas plásticas y 190 toneladas de sobrantes de la confección.

*Para la fabricación de un producto textil como la hamaca, Ecohilandes reutiliza 25 botellas plásticas de dos litros.

 

Por María Angélica Huérfano B.

Medellín (Colombia-inn) – “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, decía Albert Einstein, el científico de origen alemán, considerado como una de las mentes más brillantes de la humanidad. Esta frase podría describir con exactitud lo que hizo, hace cuatro años, la familia Escobar con su empresa.

Tras dos décadas de experiencia en la industria textil, a través de la hilandería, considerada como el arte de hacer hilos por medio de fibras vegetales, los Escobar decidieron reinventarse y empezar, prácticamente de cero, una nueva idea de negocio que le apostara a producir hilazas y telas a partir de material reciclado, en un proceso novedoso en Colombia.

Así nació Ecohilandes, proyecto empresarial que desde el 2012 cambió la forma de hacer textiles en el país, para convertirlos en productos 100% ecológicos.

Y es que, en contra de décadas de tradición textil, esta empresa antioqueña decidió reemplazar el algodón, principal insumo de la hilandería, por un producto que se extrae de la botella plástica reciclada, también conocida como PET.

“Ecohilandes nace con un enfoque netamente ambiental, teniendo en cuenta que las empresas del sector industrial, tanto en Colombia como en el resto del mundo, deben apostarle a producir bienes y servicios que sean amigables con el medioambiente”, señaló Ana María Escobar, gerente general de la compañía, en entrevista con Colombia-inn.

Y agregó: “Lo que nosotros hicimos fue adaptar nuestro modelo de negocio para satisfacer las actuales necesidades del planeta, que exigen una nueva tendencia que vele por su protección y preservación”.

Una tarea que les costó años de investigación y que encontró en Enka de Colombia, otra empresa paisa, su mejor aliado para hacer de esta idea uno de los emprendimientos más innovadores de los últimos tiempos.

Enka es, actualmente, el mayor reciclador de botellas plásticas en el país: cerca de seis millones al mes, con las que, gracias a su tecnología de punta, fabrica y comercializa polímeros y fibras químicas de poliéster y nylon, materias primas de las que se provee Ecohilandes para desarrollar su producción.

Pero la innovación de esta empresa no para aquí. Además de la fibra proveniente del PET, que es el 50% de su materia prima, Ecohilandes utiliza, para la otra mitad de sus insumos, algodón reciclado que obtiene de los sobrantes que deja la producción textil.

De esta manera, la compañía logra reutilizar dos tipos de materiales que de no llegar a su poder serían desechados, aumentando, en el caso de la botella plástica, el impacto ambiental que genera su proceso de degradación, que puede tardar entre 400 y 1.000 años.

“Aunque por décadas, la hilandería fue una de las industrias más importantes del país, la apertura de mercados con China e India hizo que los productores textiles dejaran de adquirir hilos colombianos para importar insumos que llegaban de estos países a precios mucho más económicos”, explicó Escobar.

“Esta fue una de las principales razones para que decidiéramos emprender un nuevo proyecto que le apostara a hacer cosas que otros no hacían, a innovar con materiales ajenos a este sector, y que adicionalmente contemplara, dentro de su modelo de negocio y como eje central de la iniciativa, un componente de sostenibilidad ambiental y social”, agregó.

El oficio de hilar

Su tradición en el arte de hilar y su inquietud por investigar y probar nuevos hallazgos tecnológicos le permitieron a la familia Escobar adaptar las máquinas que por años habían utilizado para producir hilos convencionales, en modelos con los que ahora fabrican fibras amigables con el medioambiente.

Ya en su taller, estas máquinas tienen la función de mezclar el textil proveniente del PET con los retazos de algodón reciclado para obtener su producto base: el hilo.

Un producto que, además, no pasa por procesos de tintorería, ya que el color lo obtiene del algodón reciclado proveniente de los talleres de confección ubicados en Medellín y que se clasifica por tonalidades antes de empezar su proceso de transformación.

De esta manera, Ecohilandes redujo por completo el uso de agua y químicos en su proceso industrial, pues lo desarrolla de manera mecánica al 100%. Ese es otro de los factores por lo que el proyecto es catalogado como ecológico.

Además de la producción de hilazas, Ecohilandes entró en el mercado de la fabricación de textiles hechos con este material y que son comercializados a través de dos líneas de producto. Una es la de material de empaque y publicitario, y la segunda está dirigida al segmento hogar, en la que ofrece tendidos de cama, hamacas y manteles, entre otros productos.

De acuerdo con la gerente de la empresa, en Colombia sus principales clientes son almacenes Éxito, para quienes suministran bolsas de empaque con las que la organización busca sustituir el uso del plástico; y Distrihogar, cadena en la que comercializa su línea de productos para el hogar, por medio de Natuh, el nombre de su marca propia.

Pero la apuesta de Ecohilandes va más allá y la idea es abrir mercado en el exterior, un trabajo que ya ha empezado a dar sus frutos. Actualmente la empresa exporta sus productos a Puerto Rico, y ha trabajado de la mano con ProColombia en varias agendas de negocios, como la Macrorueda 55, que en el 2015 le permitió identificar clientes de Estados Unidos y Ecuador.

Con ProColombia adelanta, también, el proceso de certificación Global Recycle, que garantiza que las telas son hechas con productos 100% reciclados, para así lograr entrar con mayor fuerza al mercado de la Unión Europea.

Adicionalmente el proyecto ha obtenido diferentes reconocimientos, entre estos el galardón como una de las ideas de negocio más innovadoras en el Mass-Challenge, el Mundial de Start-ups más grande del mundo y globalmente reconocido como un exitoso acelerador de emprendimientos en Estados Unidos. Convocatoria en la que participó gracias al apoyo de iNNpulsa Colombia.

También fueron ganadores en la reunión de emprendimiento e innovación más importante de Latinoamérica, el MeetLatam 2014, y un año atrás recibieron un reconocimiento del programa Emprender para la Vida, iniciativa desarrolla por el Área Metropolitana de Medellín y la Incubadora de Empresas CREAME, en la categoría de uso de materiales alternativos y sostenibles.

Hilando el futuro

Para Ecohilandes la innovación es un ´bichito´ que cuando pica es imposible de parar. Por esta razón la compañía ha empezado a explorar nuevas líneas de producto. Una de ellas es el geomanto textil, hecho con insumos 100% reciclables, con el que busca reemplazar el uso del polipropileno, un material altamente contaminante, utilizado tradicionalmente por la industria de la construcción.

En materia económica, la empresa espera continuar creciendo de manera sostenida como lo ha hecho en estos últimos años, y cerrar el 2016 con ventas que superen los 2.300 millones de pesos, cifras que impactarán de manera positiva a toda su cadena de producción, desde los recicladores, como el primer eslabón, hasta las operarias que trabajan en sus talleres de confección, todas ellas madres cabeza de hogar.

Para Escobar, sin duda, el gran éxito de esta idea de negocio es que se arriesgaron a pensar y a actuar diferente, y enfrentaron y derrotaron sus miedos al cambio.

Semana Global del Emprendimiento

Precisamente, con motivo de celebrarse a partir de este martes, la Semana Global del Emprendimiento, la labor de Ecohilandes fue destacada por iNNpulsa, entidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo que promueve el emprendimiento, la innovación y la productividad, como ejes para el desarrollo empresarial.

“El mundo tiene necesidades, los emprendedores las resuelven”, es el mensaje que transmite la Semana Global del Emprendimiento en Colombia, iniciativa liderada por un comité articulador compuesto por diversas entidades oficiales y privadas.

Entre ellas se encuentran el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo; iNNpulsa Colombia, Alcaldía de Medellín, Andi; las Cámaras de Comercio de Bogotá y Barranquilla, Confecámaras, Endeavor Colombia, REUNE y Somos Más.