LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Café Cacique, de Topaipí para el mundo

Víctor Manuel Bernal, fundador de Café Cacique tiene la tradición cafetera en las venas y con un producto en presentación de café molido y tostado, con sabor acaramelado, le apuesta al desarrollo de la región.

  • Café Cacique se convierte para Topaipí en un producto representativo de la región que poco a poco abre puertas en el mercado.
  • A la par con el proceso de formalización que adelanta esta nueva empresa, su fundador, Víctor Manuel Bernal, ya comienza a trabajar en la elaboración de productos con sabor a café, como arequipes.
  • Por sus especiales características, la multinacional Nespresso le compra el producto a Bernal.

TOPAIPÍ (Cundinamarca), 2 dic (Colombia-inn) – A 141 kilómetros al norte de Bogotá, en la provincia de Rionegro, Cundinamarca, se encuentra ubicado el municipio de Topaipí, región que le apuesta a la producción de cafés especiales, actividad que se ha convertido en el emprendimiento de varios pobladores de la región.

Este es el caso de Víctor Manuel Bernal, un hombre que desde muy pequeño se visualizó como empresario, camino que está recorriendo y en el que ha logrado desarrollar Café Cacique, la marca más prometedora de la región.

Aunque Víctor no cuenta con tecnología de última generación y quizás los utensilios con los que realiza el proceso de tostar el café son aún bastante rudimentarios, eso no ha sido un impedimento para que este emprendedor continúe con su propósito de desarrollar su idea de negocio.

Para él existían dos opciones: apostarle a seguir trabajando así o quedarse esperando a que entrara en funcionamiento una planta torrefactora de café que llegó al municipio hace algunos años y que por diversos motivos sus propietarios no han dado luz verde para opere.

Por esa razón son varios los productores que con la idea del negocio en la mente y en el papel, esperan a que esta planta inicie actividades para poder hacer posible su iniciativa, pues para ellos la tecnología es vital.

De acuerdo con Diego Mauricio Castro Guerra, instructor en el área agrícola del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), Bernal inició este proyecto de forma artesanal y tradicional.

“Sin contar con equipos de alta tecnología logró desarrollar un café especial que cada día gana más adeptos por su sabor, Es un producto acaramelado gracias, en buena medida, a la mezcla de sabores que se produce en la tierra, en la cual también se cultiva la caña”, precisó Castro en entrevista en Colombia-inn.

Víctor lleva dos años investigando sobre el proceso de café molido y tostado, que son las dos presentaciones en las que, actualmente, ofrece el producto. También ha desarrollado otras investigaciones sobre productos derivados del café y cómo mejorar los procesos de recolección que garanticen la buena calidad del producto.

De acuerdo con el emprendedor, esta idea de negocio se generó por la inconformidad existente en la región debido a que los precios del café sin procesar son cada día más bajos en contraste con el producto terminado que representa un 60% más de ganancia.

Bernal está inscrito en la Cámara de Comercio desde el año pasado y se encuentra formalizando algunos de sus procesos para contar pronto con un registro Invima y así darle una mayor proyección a su producto.

Castro recuerda que conoció la iniciativa de Bernal en el marco de un proyecto del Sena para detectar productores de café del municipio que tuvieran una característica especial de taza que hiciera el producto único. Señaló, además, que la ventaja que tiene el proyecto de este emprendedor con respecto a otras iniciativas radica en su elaboración, que es de forma artesanal, lo cual realza las características del producto final.

“Una vez detectadas esas personas hicimos seguimiento a sus fincas para conocer las condiciones de manejo del cultivo, de tal manera que el café resaltara esa calidad, y ya seleccionadas entramos a brindarles acompañamiento en la parte de procesamiento”, explicó. 

Según el instructor del Sena, “el proyecto tiene un gran potencial porque no está hecho solo para el mercado local, sino también para el departamental y nacional. Hasta personas de otros países ya conocen Café Cacique por medio de viajeros colombianos que lo han llevado”, agregó. 

Las características del café que se produce en la finca de Bernal, como su calidad y sabor, lo hacen apetecido por los empresarios del sector, tanto que multinacional Nespresso le compra café pergamino o seco, para luego realizarle los procesos de transformación respectivos.

El cacique de los cafés

Con presentaciones de 125, 250 y 500 gramos, Víctor Manuel Bernal, ofrece el producto en la región, que por medio del voz a voz se ha convertido en un éxito, tanto que turistas de Bogotá que pasan por Topaipí, buscan la marca Café Cacique.

“Estoy trabajando en una nueva cultura de tomar café. Nuestros abuelos lo tomaban muy cargado, es decir, negro, pero he logrado, a través del proceso de tostarlo, el punto para que ya no sea tan oscuro y sin perder sus propiedades, lo cual les gusta a muchos”, comentó Bernal, en entrevista con Colombia-inn.

Aunque sus ventas aún no son tan representativas, Bernal es ejemplo en la región y ha inspirado a otros para que materialicen sus ideas de negocio. “Cuando se emprende hay que tener mucha fortaleza, creerse el cuento de lo que se está haciendo y en ningún momento se debe retroceder”, es el mensaje que envía a los emprendedores para que hagan realidad sus sueños empresariales.

Con varios talleres para mejorar sus prácticas en producción y comercialización del producto, Bernal se fortalece como empresario y entre sus aspiraciones también está generar empleo en la región, pues por ahora son sus padres quienes lo apoyan y ayudan en el proceso productivo, desde la siembra hasta su transformación.

Así mismo, a la par del proceso de formalización que adelanta, ya comenzó a trabajar en la elaboración de productos con sabor a café, como arequipes y otros que tiene en mente.