LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Arturo Calle, aguja colombiana a la altura de los grandes en moda masculina

Bogotá, 24 feb (Colombia.inn).- Arturo Calle es la firma que le puso nombre a la moda masculina en Colombia y, con 50 años en el mercado local, ha empezado a exportar su concepto de prendas de calidad y a precios accesibles a los mercados de Centroamérica.

Con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, entre sus clientes, esta empresa que nació en un pequeño local en el centro de Bogotá, ha consolidado un concepto que hoy marca pauta para hombres y niños con una producción de 800.000 prendas mensuales el año pasado, para un total de 9,6 millones.

“Estamos a la altura de la mayoría de las firmas europeas o a nivel mundial”, dijo a Colombia.inn, agencia operada por Efe, Arturo Calle, el fundador de este emporio que actualmente tiene 74 almacenes en 23 ciudades de Colombia y seis en Centroamérica (dos en Panamá, tres en Costa Rica, y una en El Salvador).

Don Arturo, como lo conocen en su empresa, confiesa sin embargo que pese a estar al nivel de sus “buenos colegas” en el mundo, no aspira a alcanzar el primer lugar pues aunque supera el medio siglo de experiencia, aún se plantea seguir “escalando”.

“Es mejor estar en el renglón intermedio y cada día haciendo cosas y cosas mejores”, apuntó el empresario, que desde hace tres años delegó el control de la empresa a sus hijos, encabezados por su primogénito y actual gerente, Carlos Arturo Calle.

Este emprendedor, que inició su negocio con un capital de 13.500 pesos de la época (unos 5,39 dólares de hoy) y un préstamo de 4.000 pesos (unos 1,60 dólares), considera como un aspecto “muy importante” de su negocio ofrecer “muy buenos precios”.

“Colombia es un país donde la gente no tiene grandes recursos, hablo de la mayoría, entonces tenemos que ser conscientes de que si queremos ser exitosos tenemos que tener unos precios accesibles. Nuestros precios no pueden ser como los precios que se requieren en estas grandes marcas europeas”, afirmó.

La empresa, que tiene entre 5.500 y 5.700 empleados, posee una fábrica de calzados y accesorios, otra de trajes de hombre, una de ropa casual, la distribución en cuatro ciudades del país y construye unas bodegas en la ciudad de Pereira (centro) para apoyar su internacionalización.

Según este empresario, lo que venden lo producen directamente, excepto las materias primas que adquieren tanto en el mercado local como internacional.

“Producimos en el país aproximadamente el 70 o el 75 % de lo que vendemos”, añadió don Arturo.

Admitió que le ha heredado a la compañía un manejo estricto de las finanzas que los ha llevado a “cuidar la caja” para tener siempre efectivo disponible y así no acceder a créditos bancarios y a compras de suministros a plazos.

“Hay personas que quieren crecer en muy corto tiempo, a base de endeudamiento, de pagar altos arriendos (…) y eso llega un momento en que los va a limitando”, apuntó este hombre de negocios, quien rescata como claves para triunfar tener claro un horizonte, la paciencia, la humildad, la sencillez y la honradez.

Igualmente Arturo Calle tiene por política adquirir los locales donde funciona la marca, lo que, según su fundador, les ha permitido ahorrarse entre 30.000 y 40.000 millones de pesos al año (entre 12 y 16 millones de dólares).

Confiesa, además, que los recientes pasos de la compañía: la internacionalización y el lanzamiento de una línea para niños, son decisiones de la nueva gerencia de la firma.

“Ya nos estamos extendiendo (…) Quienes fueron los de la idea son los hijos, que son los que administran en cabeza del gerente, y (…) ellos consideraron que ya estábamos bastante copados, que la presencia en Colombia ya casi estaba en un 95 % o más”, relató don Arturo, al señalar que Panamá fue su primer destino internacional.

Otra de las iniciativas de la nueva generación fue la presentación de la línea Arturo Calle Kids, dirigida a niños de entre 4 y 11 años, y que supuso una inversión de 1.000 millones de pesos (unos 399.524 dólares), con tres tiendas exclusivas y exhibiciones pequeñas en el resto de almacenes de la cadena.

Con un reconocimiento consolidado en Colombia, que según dice no cambia por riquezas, Arturo Calle cuenta, con satisfacción, que el presidente Santos es uno de sus clientes.

“La mayoría de los trajes que usa, la parte clásica, se la produce la firma Arturo Calle”, afirmó con orgullo el empresario. COLOMBIA.INN