LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Apana2 una revolucionaria fórmula para apanar las carnes

La gerente de Apana2, Lina María Bernal, señaló que a pesar de las dificultades para hacer empresa en Colombia, hay que persistir, volverse a parar y buscar apoyo en entidades como iNNpulsa y Propaís.

  • Revolucionaria mezcla producida en Armenia para apanar carnes en forma rápida y cómoda.
  • La mezcla pronto estará en todo el territorio nacional y en el exterior.

Por Jaime Rivera García

ARMENIA, 25 may. (Colombia-inn) – Luego de varios años en el negocio de los restaurantes, don Teodoro Bernal encontró una fórmula instantánea y cómoda para apanar cualquier tipo de carnes, sin generar “regueros ni desorden en la cocina”, como afirma su hija, Lina María Bernal, al referirse a su producto estrella: Apana2.

“Apana2 del Quindío es la mezcla que cambia la forma de elaborar las carnes apanadas (milanesas) en Colombia”, dice Lina María, gerente de la Industria Andina de Alimentos, una empresa fundada en Armenia, hace 14 años.

“La empresa surgió de la necesidad que vimos en el mercado de preparar apanados rápidos, con buena presentación, fáciles de usar y con variedad de sabores. Esta es una forma de resaltar los sabores de la cocina tradicional colombiana, la de las abuelas, especialmente en esta zona del país”, afirma Lina María.

“El producto no requieren agregar huevos ni condimentos al momento de elaborar la carne apanada, no quema el aceite y no contiene conservantes ni químicos. Pronto ofreceremos mezclas integrales y sin gluten para estar a tono con la tendencia moderna de comer cada vez productos más sanos”, agrega la gerente de Apana2, en diálogo con Colombia-inn.

Las mezclas sirven para condimentar los apanados de pollo, mariscos y pescados, cerdo y chicharrones. La línea de hogar se comercializa a través de los supermercados en empaques de 250 gramos. Para restaurantes y usos industriales, se utilizan paquetes de cinco kilos y sacos de 22,5 kilos.

Luego de buscar apoyo en la Universidad del Quindío, Industria Andina de Alimentos logró las licencias de Invima y comercializar los productos en el Eje Cafetero y el Norte del Valle.

¿Cómo apanar más fácil?

El método consiste en pasar primero las carnes por una vasija con agua-sal. Después de tres minutos se sumergen en la mezcla de Apana2 y están listas para freír.

Gracias a la calidad del producto y a la insistencia de los Bernal en hacer empresa y comercializar la mezcla, los productos ya se consiguen en todo el Eje Cafetero y en el norte del Valle. En esta zona la “chuleta valluna”, filete de carne de cerdo apanado, es muy popular.

La gerente de Apana2 explicó que el producto lo elaboran con base en diversas harinas y especias, sin conservantes artificiales y tiene una vida útil de 12 meses. “Se puede usar y preparar la carne y después se vuelve a empacar y no hay riesgo de que se dañe o descomponga”.

Respaldo científico

Para homogenizar las mezclas y hacerlas con método científico, los Bernal recibieron el apoyo de varios profesores de la carrera de Ingeniería de Alimentos de la Universidad del Quindío. Con este respaldo y el de la Cámara de Comercio de Armenia, lograron reunir la documentación requerida y conseguir las licencias del Invima.

Lo primero que hicieron entonces los Bernal fue solucionar el problema de los apanados en varios restaurantes de Armenia y poco a poco fueron incursionando en el segmento de los hogares a través de los supermercados.

Pronto cadenas locales como La Ventanilla Verde, Mercados Inter y Supertiendas Olímpica, codificaron los productos y empezaron a comercializarlos.

Después de posicionarse en la zona del Viejo Caldas y el norte del Valle, Industria Andina de Alimentos acudió a iNNpulsa y a Propaís para mejorar las estrategias de comercialización en otras zonas de Colombia y comenzar a pensar en los mercados extranjeros.

Apoyo gubernamental

En esa búsqueda, Industria Andina de Alimentos ingresó al Programa ALDEA de iNNpulsa, entidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que promueve el emprendimiento, la innovación y el desarrollo empresarial.

En cumplimiento del programa, el emprendimiento de los Bernal alcanzó ya la tercera fase, y para ello recibieron las ‘Llaves de Acceso’ (recursos) que les facilitarán recibir asesorías para incrementar su presencia en grandes superficies y puntos de venta en todo el país.

Con las herramientas que les suministra ALDEA, los emprendedores esperan llegar pronto a los mercados de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga y Cúcuta.

Además, Lina María recordó que, “desde hace tres años estamos negociando con el Éxito y Carulla, gracias a una rueda de negocios con Propaís, en Manizales. Tuvimos la oportunidad de presentar nuestros productos, recibimos aceptación y pronto trabajaremos en todo el país”, anotó.

Igualmente, dijo, “desde hace dos años hemos acudido con Propaís a varias ruedas de negocios internacionales y ya tenemos conversaciones para exportar los productos a Estados Unidos y Puerto Rico”.

“Hacer empresa en Colombia es muy difícil, pero vale la pena crear productos, comercializarlos y dar empleo, a pesar de las dificultades. El tema financiero es complicado, pero hay que intentarlo; hay que arriesgarse; si se uno se cae, hay que volver a levantarse. Hay que continuar y hacer realidad los sueños”, aseguró esta empresaria quindiana.

Y destacó finalmente que, “el gobierno e iNNpulsa están apoyando mucho a las nuevas empresas con recursos, asesorías y capacitación para sobrepasar los diferentes obstáculos y poder crecer”.