LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

Aceites naturales, esenciales para la vida y la productividad

El director y fundador de Bidagro, Oscar Mauricio Franco, con un producto que utiliza como ingrediente, aceites esenciales naturales, extraídos de materiales vegetales.

  • Nueva utilización de materiales vegetales para enriquecer sanamente la producción industrial.
  • Los aceites naturales se usan como ingredientes de productos alimenticios, cosméticos, de bebidas y aseo.
  • Los aceites esenciales se obtienen a partir de un reactor que arrastra desechos de frutas por vapor.

 

Por: Jaime Rivera García 

LEBRIJA, Santander, 7 sep. (Colombia-inn) – Las plantas y las frutas no solamente son ricas por la cantidad de nutrientes y alimentos que producen… También generan unos aceites esenciales que son utilizados como ingredientes naturales en las industrias farmacéuticas, cosméticas, de alimentos, de bebidas y de aseo.

Y en Lebrija, Santander, cerca de Bucaramanga, un economista inquieto, catedrático de varias universidades, investiga desde hace más de 12 años la mejor forma de producir estos aceites esenciales para proveer a grandes empresas de este material que puede convertirse en una solución productiva para los campesinos colombianos.

“La actividad industrial mundial está buscando volcarse a los ingredientes naturales. Es una megatendencia. Las industrias investigan el tema orgánico, el tema natural y que sea amigable con el ambiente. En Colombia no hay nadie más que produzca estos aceites esenciales a escala industrial”, aseguró en diálogo con Colombia-inn, el director y fundador de Bidagro, Oscar Mauricio Franco.

Actualmente Bidagro produce, a nivel industrial, aceites esenciales a partir de cítricos como limón, mandarina y naranja, pero los planes de la empresa santandereana contemplan, en poco tiempo, generar sustancias grasosas naturales a partir de la marihuana para uso medicinal, exclusivamente.

“Ya tenemos estudiados los procesos y contamos con los equipos, pero estamos esperando los permisos”, explica Franco.

Después de extraídos los aceites naturales se embotellan en estas presentaciones y se comercializan en diferentes empresas nacionales. También se venden en galones y tambores.6

Reactor de vapor por arrastre

De acuerdo con Franco, la producción de aceites esenciales implica “un proceso a través de un reactor al cual se le inyecta vapor de agua. Por el fenómeno de rompimiento de molécula, por arrastre, en las cáscaras de limón, mandarina y naranja, se liberan las moléculas del aceite esencial, se condensan y al final, se decantan por separación”.

“En Colombia se pueden cultivar diversos tipos de planta para aceite, desde los cero metros sobre el nivel del mar hasta los 2.000. Las plantas aromáticas, medicinales y condimentarias sirven a los restaurantes e industrias para enriquecer los sabores y las fragancias con ingredientes 100 % naturales”, explica Franco.

Esto se traduce en una nueva alternativa de explotación del sector agrícola de Colombia, en donde se encuentran alrededor de 30.000 especies de plantas, que hacen de este uno de los 17 países catalogados como megadiversos.

Productos reciclados

Aparte de tener unas posibilidades inmensas de utilización industrial, los aceites esenciales de las plantas se obtienen después de reciclar muchos desechos.

“Yo compro las cáscaras de limón, naranja y mandarina de una gran empresa productora de jugos y extraigo los aceites esenciales, que a su vez los comercializo en esta misma empresa y en otras, para enriquecer el sabor de los jugos, pero con esencias e ingredientes 100% naturales”, reveló el emprendedor.

Agregó que “a cualquier planta se le puede sacar el aceite esencial: coco, limonaria, citrón, hierbabuena, albahaca, marihuana, mejorana y muchas más. Yo tuve la oportunidad de investigar más de 350 plantas y creo que esto se va a disparar porque tiene mucho mercado y va a favorecer a muchos campesinos colombianos”, aseguró.

“Dentro de nuestros propósitos –anotó- está complementar las líneas de extracción de aceites esenciales de los cítricos con aceites de plantas aromáticas y medicinales para aumentar el valor agregado de los productos que nos utilizan y que los mercados no sean saturados con los químicos que perjudican la salud de la humanidad”.

En la sede de Bidagro, en Lebrija, trabajan 15 empleados. La empresa cuenta con un área de cultivos de cinco hectáreas cerca de Bucaramanga y ya ha hecho exploraciones en el exterior para vender esos aceites esenciales.

Los aceites esenciales de las plantas son, valga la redundancia, esenciales para la vida. Bidagro investiga y trabaja para que la industria utilice ingredientes naturales que vayan reemplazando los elementos químicos y artificiales.

Estos aceites pueden ser la esencia de la preservación de la humanidad…