LA PRIMERA AGENCIA DE CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN COLOMBIA

A Asia llega cacao del Alto Sinú para cosméticos

En enero pasado los cacaoteros cordobeses enviaron las primeras 25 toneladas de cacao a Malasia para uso cosmético.En enero pasado los cacaoteros cordobeses enviaron las primeras 25 toneladas de cacao a Malasia para uso cosmético.

  • Esfuerzo de campesinos cordobeses asociados para llegar con su producto a Malasia.
  • Trabajo asociativo iniciado hace ocho años rinde sus frutos en 2017.

TIERRALTA, Córdoba, 15 de febrero. (Colombia-Inn) – El cacao colombiano, especialmente el del Paramillo, en el departamento de Córdoba, llegó a Malasia y no precisamente para hacer chocolate sino para elaborar cosméticos.

Una primera exportación, de 25 toneladas, se realizó en enero pasado, de un total de 275 toneladas de cacao producido en Tierralta y Valencia, al sur de Córdoba, que se proyecta exportar a la nación asiática este año.

Para lograr hacer esa primera exportación y vender las toneladas restantes, los campesinos se aliaron con la firma Surcacacao SAS, que tiene los clientes en el mercado asiático. El cacao cordobés llegó a Pasir Gudang, donde lo reclamó la empresa Guan Chong Cocoa Manofacturer SDN.

El cacao es producido por manos de familias guardabosques, desplazadas, reinsertadas, indígenas, técnicos, tecnólogos y profesionales que viven en los municipios de Tierralta y Valencia.

Estos cacaocultores cordobeses hacen parte de tres organizaciones de pequeños productores, que a su vez integran la Red de Productores de Cacao del Alto Sinú y del Caribe Colombiano (Reproccar), de la que hacen parte diez organizaciones más. Reproccar se creó el 19 de agosto de 2016 y se legalizó en enero de 2017.

Las tres organizaciones que aportaron su cacao para enviar a Malasia en el primer embarque son: la Asociación de Campesinos Productores de Cacao de la Vereda La Osa (Ascaprodesa) y la Fundación para el Desarrollo Alternativo Sostenible e Integral del Alto Sinú (Integrasinú), ambas de Tierralta, y la Asociación de Productores Agroecológicos y Pecuarios de Valencia (Asopapval), de Valencia.

2-Cordoba-cacao

En 2015 los cacaoteros de Córdoba sacaron su propia chocolatina, Chocosinú.

Proyectos asociativos

La cristalización de esta exportación de 25 toneladas, que salió del puerto de Cartagena, empezó a cimentarse en 2009. Son varias las organizaciones de pequeños productores de cacao en Córdoba, pero la que abrió el camino para producir e ir más allá de la simple venta del grano, fue Integrasinú, creada ese año.

El director ejecutivo de Integrasinú, Divier Pérez, explicó a Colombia-Inn por qué es más productivo vender el cacao para uso de cosméticos: “el cacao corriente para cosméticos genera mayor utilidad que venderlo a la industria nacional. El cacao especial para chocolate es buen negocio pero no es fácil conquistar el mercado de los chocolateros. Estos solo piden 10 toneladas año, como mucho”.

Integrasinú nació con 197 asociados de los municipios de Tierralta y Valencia. La base productiva está conformada por 273 familias. Tiene 390 hectáreas de cacao establecidas, de las cuales 290 están en producción, con un promedio anual de producción entre 600 y 800 kilos por hectárea.

Integrasinú trabaja con cuatro organizaciones de base: la Asociación de Guardabosques del Alto Sinú B-10; la Asociación de Campesinos Progresistas Para la Vida, en la vereda Manantial (Ascamavid); la Asociación de Productores Agroindustriales de la Vereda Murmullo Medio (Asogromur) y la Asociación de Campesinos Productores de la Vereda La Osa (Ascaprodesa).

En Córdoba, aunque los indígenas cultivaban cacao para su consumo, la cultura de este producto comenzó en 2005 cuando se hicieron las primeras plantaciones (100 hectáreas en Tierralta y 50 en Valencia) por convenio entre la Gobernación de Córdoba y la Casa Luker.

Productores y transformadores

El trabajo de estos campesinos no se limitó a producir el grano. En 2015, con el apoyo de varias organizaciones y empresas, hicieron la primera transformación de su cacao, con la chocolatina Chocosinú.

“Las instituciones aportantes como Corporación PBA, Ecopetrol y Tierralta Nos Une, dieron el 20% del costo de la chocolatina; el resto, los productores”, recuerda Divier Pérez Osorio, director ejecutivo de Integrasinú y representante legal de Reproccar.

Produjeron 52.000 unidades, en tres presentaciones (5, 11 y 40 gramos) que fueron repartidas en varios eventos. La segunda edición de Chocosinú, con nueva presentación, saldrá a finales de marzo de 2017.

En marzo también harán el lanzamiento de su chocolate de mesa Paramillo. “Su demora  se debió a mejoras en la calidad del producto ya que este será 100% cacao sin azúcar y con una sola variedad que permita obtener un sabor único”, explica Pérez Osorio.

Conocimiento mundial

La exportación no fue un azar. Desde 2015 empezaron a hacer los contactos para exportar el cacao y finalmente lo consiguieron este año. Actualmente hacen negociaciones con chocolateros de Bélgica y Francia, países a los que aspiran llegar a mediados de año.

La cultura del cacao en el Alto Sinú se ha ido logrando al recoger experiencias de organizaciones  de Colombia y otros países. Los avances en Arauca, Santander y Nariño, en el país, y las experiencias en Perú, sirvieron de referencia para lo que hoy hacen los cacaoteros del Alto Sinú.

También han estado presentes en certámenes importantes a nivel nacional e internacional donde se ha promovido el cacao del Alto Sinú. Su asistencia al Salón del Chocolate en Francia, el intercambio de saberes con productores de África, específicamente de Costa de Marfil, Nigeria y Ghana, les ha ampliado el horizonte. Igualmente estuvieron en Amsterdam, Holanda, país al que exportaron cuatro toneladas de cacao fino de sabor y aroma.

Llegaron al Salón del Chocolate en Francia, gracias al primer puesto obtenido por el productor Samuel Gallego, integrante de Asopapval, en el IV Concurso Nacional de Cacao Fino y de Aroma en 2016. Y fueron a África por invitación de Biocomercio Colombia y APC Colombia.

Los últimos dos años han sido de satisfacción para los cacaoteros de Córdoba. Aumentaron su área de producción y su producto es reconocido como uno de los mejores en sabor y aroma del país.

Y ahora, en 2017, dieron el salto a la exportación de manera sólida con el compromiso de mandar 300 toneladas a Malasia para el uso de cosméticos. Estas exportaciones se harán en contenedores de 25 o 50 toneladas, una o dos veces al mes, de acuerdo con la producción.

Trabajo y grandes mejoras en el nivel de vida es lo que le espera a los cacaoteros del sur de Córdoba que encontraron en este producto la manera de hacerle el quite a la pobreza y construir un bienestar social con sus propias manos.

Datos

  • La unión de 13 organizaciones en Reproccar traerá beneficios a 873 familias en Córdoba y el Caribe colombiano.
  • Según estadísticas de la Federación de Cacaoteros de Colombia (Fedecacao), en Córdoba hay 2.220 hectáreas sembradas, de las cuales 1.600 están en producción, con promedio de 600 kilos año por hectárea.
  • La producción de cacao en Córdoba alcanza 800 toneladas por año, suficiente para cumplir la demanda nacional e internacional.
  • La proyección de los cacaoteros del departamento es lograr transformar el grano de cacao y exportar cocoa, licor y manteca de cacao.
Los cacaoteros del Alto Sinú obtuvieron el primer puesto en el Concurso Nacional de Cacao Fino y Aroma, en 2016.

Los cacaoteros del Alto Sinú obtuvieron el primer puesto en el Concurso Nacional de Cacao Fino y Aroma, en 2016.